Suscríbete

Cabilderos a la cargada

Alberto Barranco

Ante la exigencia plasmada en el artículo 72, fracción XV de la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública, el Senado acaba de hacer público un padrón de cabilderos o lobbistas a los que les otorgó licencia para negociar

La lista incluye 121 personas físicas y 134 morales, es decir 255 instancias con derecho de picaporte para acudir a las Comisiones o dialogar en lo personal con los legisladores.

La acción es similar a la ruta que se sigue en el Congreso de Estados Unidos, aunque falta mucho para agotarla. En el país del norte las restricciones van desde un máximo para “invertir” por parte de los intermediarios, hasta el número de contactos que pueden realizarse.

Los gastos de representación se transparentan periódicamente, estableciendo sanciones para quienes violan los topes que van desde su suspensión temporal hasta la definitiva.

La tradición en México es que los políticos en retiro aprovechan sus conexiones para abrir despachos de cabildeo o colocarse como funcionarios de empresas privadas en riesgo por legislaciones incómodas.

Las más sensibles son las que apuntan a la fabricación de bebidas alcohólicas, cigarros, refrescos, productos de alto contenido calórico o telecomunicaciones.

La mayoría de las Cámaras, Asociaciones Empresariales y empresas registran dos cabilderos. En el ramillete están desde la Asociación de Fabricantes de Grenetinas y Derivados, hasta la Asociación Nacional de Energía Solar, pasando por la Asociación Nacional de la Industria Farmacéutica Homeopática y la Cámara Nacional de la Industria de Productos Cosméticos.

Ahí están la Organización de Expendedores de Petróleos Mexicanos (ONEXPO) y la Cámara Americana de Comercio, además del Sindicato Nacional Democrático de Trabajadores de Tribunales Agrarios y la Sociedad de Autores y Compositores de México.

Entre las asociaciones civiles está inscrita una llamada Reconstruyendo Oaxaca.

En lo individual, en la lista de defensores del interés particular están inscritas empresas como Teléfonos Móviles, Seguros Monterrey, Sigma Alimentos, Kansas City Southern de México, Mercedes Benz, Hewlett Packard, Danone, Bonafont…

Naturalmente, el peso mayor apunta a firmas susceptibles de legislaciones severas o medidas impositivas. En la lista están, por ejemplo, la fabricante de bebidas alcohólicas Casa Cuervo; la de cigarros Philip Morris; la Casa Domecq, la Comisión para la Industria de Vinos y Licores, además de la Asociación Nacional de Fabricantes de Chocolates, Dulces y Similares.

Los despachos especializados con mayor antigüedad son Cabildeo y Comunicación de María Emilia Farias Mackey; Comunicaciones Puntuales de Oscar Fitch Gómez; Consorcio Estratégico Corporativo de Homero Cárdenas Garza; Grupo Estratégico Político de Gustavo Almaraz Montaño; Proa Mensaje y Comunicación de Marco Provencio Muñoz, y la Unidad de Servicios Públicos de Mariano Rojas López.

La Universidad Autónoma de Morelos y el Colegio de Ingenieros de México tienen dos cabilderos registrados cada uno.

En total se plantearon 262 solicitudes al Senado, de las cuales 18 no tuvieron originalmente el visto bueno, entre ellas la Cámara Nacional de la Industria del Hierro y el Acero y la de Aceites, Grasas, Jabones y Detergentes. Sin embargo éstas lograron colarse en el último minuto.

Uno de los requisitos para acreditar cabilderos en las Cámaras legislativas es plantear una declaración de interés.

Cabilderos a la cargada.

Balance general. Inscritas originalmente para la última recta, finalmente las multinacionales Shell y Chevron no llegaron a la subasta por los contratos para explotar nueve campos petroleros. En el calibre similar solo asistió la inglesa British Petroleum, quien compitió y ganó con un porcentaje del consorcio que se adjudicó un contrato.

La firma que explotará el campo Hokchi ubicado en Tabasco se alió con dos compañías argentinas.

De cinco posibles se adjudicaron tres contratos.

El primero se le dio a la italiana ENI, comprendiendo los campos Amoca, Miztón y Teocalli, también en el edén del sureste.

El tercero lo obtuvieron la estadounidense Energy y la firma Petrobal, única mexicana que logró subir al pódium.

La empresa de reciente creación es parte del Grupo Bal de Alberto Bailleres.

El resultado está en línea con lo que había vaticinado el presidente de la Comisión Nacional de Hidrocarburos, Juan Carlos Zepeda, por más que el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell había previsto que se adjudicarían solo dos.

Megalicitacion en puerta. A unos días de lanzarse las bases de la megalicitación para compra consolidada de medicinas del sector salud, cuya batuta la lleva el Instituto Mexicano del Seguro Social, los fabricantes de fármacos están exigiendo que se considere el impacto de la depreciación del dólar en los precios.

Hasta hoy lo único que se mantiene en pie es un incremento de 3.3% por efecto inflacionario.

La posibilidad habla de contratos por un monto de 42 mil millones de pesos, tres mil más que los del año pasado, dada la inclusión de ocho entidades federativas adicionales.

Sin embargo, las distribuidoras, únicas que participan directamente, se quejan de que algunas de las que estuvieron en la licitación anterior no les han cubierto las facturas.

El abasto incluye, además del IMSS y el ISSSTE, los hospitales de la Secretaria de la Defensa Nacional y Marina, además de los del sector salud del Distrito Federal.

Se defiende Questro. Acusada de construir dos torres para 56 departamentos y cuatro penthouse en la delegación de Cuajimalpa al margen de la prohibición de edificios más arriba de nueve metros, el grupo Questro, encabezado por Eduardo Sánchez Navarro, señala que éstas no están dentro del polígono de aplicación de la Zona Especial de Desarrollo Controlado.

La firma dice contar con dictámenes de la Secretaria de Desarrollo Urbano y Vivienda de junio de 1994, noviembre de 1995, marzo de 1996, noviembre de 2001 y febrero de 2002.

Además, se aduce que la compañía cuenta con todas las licencias vigentes, incluyendo la de protección ecológica.

Crece Sukarne. En lo que va del año la empresa Sukarne encabezada por Jesús Vizcarra Calderón ha registrado una facturación de dos mil 500 millones de dólares, de los cuales 686 corresponden a exportaciones.

La firma se ha convertido en la mayor de proteína animal a nivel mundial.

Este año su producción alcanzará 1.3 millones de cabezas con un alcance de 300 mil toneladas de carne de res.

La compañía cuenta con más de 10 mil colaboradores, ubicándose como fuente de ingresos de más de 152 mil familias.

En su abasto le compra directamente a más de 100 mil productores agrícolas y ganaderos.

[email protected]

TEMAS RELACIONADOS

Comentarios