Se encuentra usted aquí

En homenaje a Margarita Lomelí Cerezo

13/12/2016
02:14
-A +A

El pasado noviembre falleció la doctora Margarita Lomelí Cerezo, primera mujer en ocupar la Presidencia del entonces Tribunal Fiscal de la Federación. Una nota discreta, como lo fue ella en vida, nos dio cuenta de su muerte. Ningún reconocimiento será suficiente para hacer justicia a los grandes méritos que en vida alcanzó y a su contribución a la jurisdicción administrativa en nuestro país.

Doña Margarita Lomelí Cerezo, una mujer que en su sencillez revelaba su gran inteligencia, siempre afable, fue una de esas mujeres excepcionales que, adelantándose a su tiempo, logró destacar y constituirse en un pilar del actual Tribunal Federal de Justicia Administrativa, y abrió camino a las juzgadoras que venimos siguiendo sus pasos.

En 1937 ingresó a la Facultad de Derecho de la UNAM, en la que destacó como una alumna de excelencia, obteniendo mención honorífica en el examen de recepción del título de Licenciada en Derecho.

Por su ahínco y deseos de superación mereció la beca que le otorgaron el Instituto Internacional de Educación y la Universidad de Columbia de la Ciudad de Nueva York, para hacer estudios de posgrado en la Escuela de Asuntos Internacionales de esa Universidad, en 1948 y 1949, en una época en que no era frecuente que una mujer cursara estudios de nivel superior y menos aún en el extranjero.

Incansable en sus deseos de preparación, vuelve a su alma máter e ingresa al Doctorado en Derecho, que obtuvo en 1961 con la tesis El Poder Sancionador de la Administración Pública en Materia Fiscal, también con mención honorífica y, al año siguiente, viaja a España para llevar a cabo estudios de Derecho Administrativo y Fiscal en la Sección de Doctorado de la Facultad de Derecho de la Universidad de Madrid.

Su vocación de servicio la llevó a encaminar su desarrollo profesional dentro del sector público, destacando de su desempeño en el entonces Tribunal Fiscal de la Federación, al que ingresa por vez primera en 1950, como secretaria de acuerdos y luego como magistrada adscrita a la Segunda Sala, siendo la primera mujer en ser electa Presidenta de dicho Tribunal, cargo que ocupó de enero de 1971 a diciembre de 1972.

En 1978 de nueva cuenta es designada magistrada, ahora en la entonces recién creada Sala Superior del mismo Tribunal, que volvió a presidir en 1983. Su destacada trayectoria en el Tribunal Fiscal y su gran conocimiento en las materias fiscal y administrativa, contribuyeron a dar prestigio y solidez a la institución.

Doña Margarita fue también una comprometida impulsora de las mujeres profesionistas como fundadora y primera Presidenta de la Asociación Mexicana de Abogadas, miembro de la Asociación de Funcionarias y de la Alianza de Mujeres de México. Colaboró también en la obra colectiva La condición jurídica de la mujer según el Código Civil del DF de 1928, que para difundir los derechos de la mujer patrocinó la Gran Comisión de la Cámara de Diputados en 1968. Fue además designada Mujer del Año en 1982.

En el ámbito académico fue miembro fundador y primera secretaria de la Academia de Derecho Fiscal de la Asociación Nacional de Abogados y miembro del Colegio Nacional de Profesores e Investigadores de Derecho Fiscal. Publicó un buen número de artículos y conferencias, entre otros, La Justicia Fiscal de la Federación, Problemas tributarios suscitados por la actividad de empresas multinacionales en países en vías de desarrollo, Obstáculos para la Defensa de los Particulares frente a la Administración Pública y Efectos de la Nulidad declarada en las sentencias del Tribunal Fiscal de la Federación.

En 2008 la institución a la que dedicó casi tres décadas de servicio, como un homenaje a su brillante trayectoria y para estimular a los servidores del Tribunal, instituyó la Distinción al Mérito Jurisdiccional Licenciada Margarita Lomelí Cerezo, reconociéndola como ejemplo de trabajo, superación, lealtad y responsabilidad.

Mujer excepcional y profundamente comprometida con su vocación como juzgadora, nos deja un gran legado, no sólo un importante acervo de obras en materia fiscal y administrativa, sino su ejemplo de vida. Un orgullo para las juristas mexicanas. Descanse en paz.

Ministra de la SCJN.

@margaritablunar
[email protected]

Nació en la ciudad de San Cristóbal de las Casas, Chiapas el 4 de enero de 1956. Es licenciada en Derecho por la Universidad Autónoma de México, habiendo cursado la Especialidad en Derecho...

Comentarios