El objetivo de las campañas

Juan Pablo Castañón

La necesidad de persuadir a los votantes no debe traducirse en promesas imposibles de cumplir ni en políticas sin beneficios

De acuerdo con el Latinobarómetro, 81% de los mexicanos se muestran insatisfechos con la democracia. Esta cifra ubica a México como el país de América Latina con menor apoyo a esta forma de gobierno e impone un desafío enorme al proceso electoral que inició esta semana: recuperar la confianza de los ciudadanos en la democracia como mecanismo para organizar nuestra vida social y política.

La manera en la que se disputa el acceso al poder es clave para explicar cuáles son las prioridades de los partidos políticos y candidatos independientes, así como la forma en la que se relacionan con los ciudadanos. Por eso, en el Consejo Coordinador Empresarial hacemos un llamado para que las campañas sean espacios de discusión de los problemas públicos y no una competencia de imagen o acusaciones.

Para recuperar la confianza de los ciudadanos, es indispensable que quienes hoy compiten por el poder tengan la responsabilidad de cumplir con dos objetivos. Por un lado, hacer que el centro de las campañas políticas sean los problemas públicos y las alternativas que proponen para resolverlos. Por otro lado, que sus propuestas sean viables y efectivas para superar nuestros retos, y no simplistas o atractivas pero no eficaces. El fin de las campañas no debe ser quién gana sino para qué se gana.

Las necesidades de la población, de los trabajadores y las empresas no deben estar en un segundo plano. La competencia política no puede estar basada en descalificaciones, sino en la discusión de propuestas y el debate sobre las prioridades de cada opción. Que a los candidatos les quede claro: la sociedad quiere elegir al mejor candidato, no a la opción menos negativa. Campañas que se basen en la denostación y la crítica destructiva sólo conducirán al desánimo y la apatía. Si las elecciones sirven para que los ciudadanos decidamos nuestro destino, las campañas deben ser espacios de información y diálogo sobre el rumbo que cada uno propone.

Quienes hoy buscan un puesto de elección popular deberán enfrentar un conjunto de desafíos en sus entidades y municipios, y la ciudadanía tiene el derecho a conocer cuáles serían sus acciones en caso de alcanzar el poder. ¿Cuál es su diagnóstico de la situación actual y cómo pretenden cambiarla? ¿Qué problemas identifican como los más graves y por qué vía pretenden resolverlos?

Conocer cuáles son las propuestas de los candidatos debería ser fundamental para que los ciudadanos emitamos nuestro voto. En este sentido, el sector privado invita a que se realicen propuestas realistas y no sólo se ofrezcan buenos deseos. La necesidad de persuadir a los votantes no debe traducirse en promesas imposibles de cumplir ni políticas que tengan más costos que beneficios. La confianza entre los ciudadanos y sus representantes comienza por la honestidad de ofrecer resultados posibles y generar expectativas razonables.

Esto no significa que no haya un importante potencial para seguir avanzando. En el Consejo Coordinador Empresarial estamos convencidos de la importancia de los gobiernos y Congresos locales para impulsar el crecimiento económico y garantizar mejores condiciones de vida para todos. Por eso, a través de Visión México queremos proponer medidas concretas para mejorar la atracción de inversiones y la generación de empleos bien remunerados.

Convocamos a sumarse a la construcción de un México más próspero y equitativo. Es necesario, por ejemplo, que en los tres órdenes de gobierno se convierta a la mejora regulatoria en una política de Estado; que se fortalezca la seguridad pública y el Estado de Derecho; se impulse el capital humano a través de mayores apoyos a la educación y la salud de los mexicanos; así como también se impulse la innovación y el acceso al crédito para las pequeñas y medianas empresas.

Los empresarios de México estamos convencidos de que implementar estas medidas permitirá fortalecer nuestra economía, elevar el bienestar de los mexicanos y construir una sociedad más fuerte para el futuro, una economía más sólida y capaz de generar oportunidades. El proceso electoral en curso es una oportunidad para avanzar en el sentido correcto.

 

Presidente del CCE

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios