Se encuentra usted aquí

La profecía de Chuayffet

Cuando la gente escucha música, escucha el hecho de que la sociedad es posible y de que la violencia puede ser canalizada
19/06/2015
01:20
-A +A

Jacques Attali comentó en 2001 que la música reta los fundamentos de la teoría económica.

Comentando su conferencia: Attali afirma que la teoría económica analiza recursos escasos: Si hay abundancia de leche, su precio baja. Si escasea, sube. Si te la vendo, la pierdo.

Pero esa teoría no funciona con la música, porque si interpreto una obra musical, aún la conservo, aunque te la haya dado, lo cual significa que estoy creando algo nuevo: abundancia.

En su opinión, la música es una metáfora de la administración de la violencia, junto con la religión y la milicia.

Cuando la gente escucha música, escucha el hecho de que la sociedad es posible, porque el único modo que poseen los individuos de sobrevivir en sociedad, es que la violencia sea canalizada o dominada.

En el mundo cavernario la música era una expresión de Dios. Esta es la etapa de la música ritual.

Después, desde Babilonia a Egipto, en los imperios griego, romano y chino, los poderes “divinos” los apropian los emperadores, o sea, hombres.

En la Edad Media existía una “élite” musical en la Corte, en compañía del Rey. La música era exclusiva para estas minorías. Pero surgió un nuevo grupo adinerado: los burgueses. Ellos querían acceder a la música, pero no podían financiar músicos de tiempo completo. Así surgió la presentación pública. Música de minorías para mayorías.

Nuevos estilos e instrumentos comenzaron a tener impacto estético, como la sonata y la sinfonía. Así, entre los siglos XVIII y XIX surge un nuevo período en la música caracterizado por la representación.

Al final del siglo XIX, fue necesario crear otra forma de organizar la música con el fin de permitir a más gente su acceso: Surgió el gramófono y con éste, un medio de tener conciertos privados.

A principios del siglo XX apareció la radio, que presentó la misma característica que el internet hoy: ofrecer música gratis. Así comenzó lo que se conoce como tercera etapa, luego del ritual y la representación; a saber: la repetición.

El gramófono existe antes que la televisión, antes que la industria automotriz, antes de la sociedad caracterizada por el consumo masivo.

La música fue una profecía, no solamente en los términos tecnológicos, que permitieron producir más música para más personas. Fue una forma de reproducir estilísticamente lo que ocurría tecnológicamente en las fábricas con los procesos de repetición.

Attali cree que estamos entrando en una cuarta etapa, la cual no reemplaza, sino complementa, a las otras.

Esta cuarta etapa en la evolución de la música es llamada por Attali “composición”. El futuro es ya no escuchar música, sino tocarla.

“Si puedo crear y darte mi creación, puedo tener la oportunidad de vivir en tu memoria para siempre”.

Si con ese enfoque, el secretario Chuayffet incorpora la música al curriculum educativo, como anunció el pasado martes 16, será un profeta de la cuarta etapa de la música: Música de mayorías para mayorías, con todo su poder de sanación del tejido social.

Presidente Ejecutivo Fundación Azteca.
@EMoctezumaB
[email protected]
Esteban Moctezuma Barragán
Ex presidente Ejecutivo de Fundación Azteca. Presidente del Compromiso Social por la Calidad y Equidad Educativa. Secretario de Gobernación y secretario de de Desarrollo Social durante el sexenio de...

Más sobre el autor

Comentarios

MÁS EN OPINIÓN