"El Mijis", de la cárcel al Congreso local de SLP

Rodeado de simpatizantes, El Mijis (al centro) celebra su virtual victoria a diputado local de la entidad. Asegura continuará trabajando con chavos banda (TOMADA DE FACEBOOK)
05/07/2018
02:51
María Medrano / El Universal San Luis Potosí
-A +A

[email protected]

San Luis Potosí. —Tras el cierre del Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) en San Luis Potosí, la virtual victoria de Pedro Carrizales Becerra, alias El Mijis, candidato a diputado local por el Distrito 8 local, comenzó a llamar la atención.

El Mijis tiene tatuajes, vive en una colonia popular y ha estado preso. Sin embargo, ahora tiene un trabajo formal como contratista, realiza trabajo comunitario con chavos banda y recorrió el país en bicicleta para hacer un llamado contra la discriminación hacia este sector, pues afirma que son personas que como él “tomaron malas decisiones”.

Llegar hasta este momento no le fue fácil, Carrizales Becerra primero intentó ser candidato independiente, pero renunció al considerar que no había las condiciones para cumplir con los requisitos solicitados por los órganos electorales.

Luego el PT, en coalición con Morena y el PES, le ofreció la oportunidad de ser aspirante, aunque estuvo a punto de renunciar, dijo, por hostigamiento de policías que denunció públicamente: “Aguantamos golpes, levantones y todas las cosas que nos hicieron. He arriesgado la vida por mis sueños y mis ideales, porque quiero que vean que cuando se quiere, se puede. Quiero que vean que una persona vino de abajo y les puso la muestra a los políticos”.

A pesar de que en diferentes publicaciones se le señala como responsable de delitos de lesiones, El Mijis se defiende: “Muchos de los hechos son inventados; de hecho hay uno donde me acusaron que yo había baleado a 4 personas y yo preferí ir a que me hicieran la prueba de rodizonato para que vieran que yo jamás detoné el arma y quedé absuelto”.

“Me decían que parecía Rambo, que traía una pistola, una escopeta, que traía uña cachimba y que traía petardos… ¡imagínese!, así me metieron en problemas con los policías”, dice Pedro Carrizales, quien adjudica estas acusaciones a la lucha que ha realizado en favor de los chavos banda.

Cuestionado sobre los comentarios que lo discriminan por su aspecto físico en redes sociales indica sin miramientos: “Pues los que roban son de traje. Yo no busco ser candidato para servirme, sino para servir. Yo voy a seguir trabajando con los chavos banda, ese es mi sueño; que un chavo banda se siente en un restaurante sin que se le vea mal, sin que se les discrimine simplemente por su aspecto. Quiero abrir oportunidades de vida para una verdadera cultura de paz”.

Reconoce que estudió hasta preparatoria y que su plan es estudiar Derecho,“pero no para saber cómo brincarme las leyes, sino para contribuir a algo para mi comunidad. Yo quiero callar bocas con mi trabajo”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS