Protesta virtual de trabajadores del INAH

Sindicato señala que el desfase en los pagos se debe a que el Instituto atraviesa por un déficit presupuestal

Protesta virtual de trabajadores del INAH
Reunión en línea de trabajadores del INAH. ESPECIAL
Cultura 05/08/2020 01:24 Antonio Díaz Actualizada 17:32
Guardando favorito...

Debido a al recorte del 75% a gastos operativos ordenado desde el gobierno federal, el INAH se encuentra en una situación crítica y ha provocado un desfase en los pagos de prestaciones de los trabajadores, por lo que el personal del Instituto anunció un movimiento virtual.

“Exigimos el respeto a los derechos laborales y adquiridos en el INAH, puesto que los recortes presupuestales del gobierno federal no están dirigidos al salario y las prestaciones de los trabajadores, y mucho menos se puede fincar una política de ahorro institucional sobre la base del desconocimiento de aquellos derechos previstos en las condiciones generales de trabajo”, dijo Carlos Arturo Hernández, secretario general del Sindicato Nacional Democrático de Trabajadores de la Secretaría de Cultura-Sector INAH.

El desfase, dijo Hernández, no se debe al recorte, sino que el INAH atraviesa por un déficit presupuestal, que alcanza el orden de los mil 200 millones de pesos.

También lee: Sin aval del INAH, Coyoacán hace obras en Zona de Monumentos

“Pedimos a Hacienda que registre y regularice presupuestalmente todo lo previsto en materia de salarios y prestaciones, porque eso significaría sanear las finanzas del Instituto, eliminar el déficit presupuestal y en consecuencia, ya no enfrentar problemáticas económicas”.

Donde sí ha habido afectaciones por el recorte del 75% a gastos operativos es en el mantenimiento a zonas arqueológicas, declaró Carlos Arturo Hernández.

“No se ha podido comprar combustible necesario para el uso de desbrozadoras, tractopodadoras y podadoras”.

Ante esas situaciones, Hernández afirmó que se ha mantenido constante comunicación con el antropólogo Diego Prieto, director del INAH, quien les ha reiterado que se reconocen las prestaciones.

También lee: Hartas intenciones pero poco dinero

Agregó que no sólo buscan su beneficio, sino que también reconocen el estado de indefensión en que se encuentran algunos de sus compañeros contratados por Capítulo 1000 o 3000.

Hernández dijo que en las reuniones con las autoridades del INAH también han conversado sobre los equipos de bioseguridad y protocolos para cuando puedan regresar a sus espacios de trabajo. “Hemos recibido información por parte del director de que se ha hecho una primera compra de equipos e insumos (guantes, caretas, tapetes, equipos infrarrojos para detectar temperatura), que serán repartidos de acuerdo a las necesidades que presente cada centro de trabajo. Se está considerando que los insumos más básicos como cubrebocas se puedan adquirir en cada centro de trabajo, con presupuesto de su gasto o recursos dotados desde el sector central”.

Temas Relacionados
inah Carlos Arturo Hernández
Guardando favorito...

Comentarios