“Meme no iguala a la caricatura”

Periodistas y moneros participan en las mesas del Encuentro Internacional de Cartonistas La Línea de Fuego

“La caricatura, el momento que vive un país, en trazos”
En la mesa titulada “Líneas ideológicas: retos y panoramas” participaron Lorenzo Meyer, Paco Calderón, Elisa Alanís, Antonio Helguera y Ricardo Raphael. (Cortesía Cartín Club)
Cultura 08/09/2018 00:22 Citlalli Espejel y Kevin Aragón Actualizada 12:16

[email protected]

Periodistas y cartonistas de 14 países reunidos en el Encuentro Internacional de Cartonistas La Línea de Fuego, organizado por Cartónclub y patrocinado por EL UNIVERSAL, han encabezado diversas mesas de diálogo en las que analizan el papel y la labor de los moneros.

En el primer día de encuentros, el jueves pasado, los especialistas dialogaron y compararon a la caricatura moderna con el “meme”. Llegaron a la conclusión de que son dos formas de humor y de crítica con diferencias notables, que a menudo compiten una con la otra.

Para Paco Calderón, cartonista del periódico Reforma, “el meme no puede contra la caricatura porque no tiene dibujo ni la esencia del caricaturista”.

En la mesa titulada “Líneas ideológicas: retos y panoramas”, participaron los periodistas Ricardo Raphael, Elisa Alanís (ambos columnistas de EL UNIVERSAL) y Lorenzo Meyer, así como los cartonistas Paco Calderón y Antonio Helguera.

Durante su participación, Lorenzo Meyer —quien anunció en sus redes sociales que su columna “Agenda Ciudadana” se publicará en esta casa editorial a partir del 16 de septiembre— destacó que la caricatura sintetiza el momento que vive un país a través del trazo.

Paco Calderón aseguró que, aunque no se puede ser “objetivo” en el trazo, el trabajo de los cartonistas consiste en ser tan “independiente” como sea posible en cuanto a sus posturas políticas: “nuestro trabajo es mediar, como un árbitro de futbol”, expresó.

Ricardo Raphael, moderador, aderezó la charla con preguntas que generaron un debate intenso entre los participantes: “¿Qué hacen los cartonistas cuando tienen un tema enfrente? En una era posneoliberal, ¿cómo ayuda la caricatura al debate?, ¿cuál es la raíz de la polarización en Latinoamérica? y ¿cómo responder a este encono social a través de los trazos?”

Entre fronteras. Ayer, en el segundo día de conferencias, los caricaturistas El Fisgón, Till Mette, Gary McKoy y Rapé se presentaron en la charla “Boderlines (Lineas Fronterizas): Trazar puentes y borrar muros”, que se llevó a cabo en el Auditorio del Museo Memoria y Tolerancia, donde hablaron sobre la migración, así como del papel de los caricaturistas frente a esta problemática global.

El Fisgón explicó que uno de los problemas es la forma en que se aborda este tema, “siempre se habla de una economía globalizada, pero las migraciones se tienden a ver como problemas estrictamente nacionales y no como un derivado de los proyectos de esa misma economía global”.

La charla se tornó en debate al detenerse los caricaturistas en el termino “ilegal”. Mientras el dibujante estadounidense Gary McKoy, que se definió como conservador, dijo que este es el mejor término para definir a los migrantes indocumentados que ingresan a un país como Estados Unidos, que tiene sus leyes definidas; otros moneros coincidieron en que el término “ilegal” criminaliza a los migrantes, que ahora viven momentos atroces, como la separación de familias en Estados Unidos y en México, donde también miles migrantes centroamericanos son afectados.

Rapé agregó que “los caricaturistas estamos obligados a criticar las palabras de los políticos, lo que dicen con tanta furia y odio contra los más débiles, que en este caso son los que tienen que cruzar las fronteras en busca de una mejor situación económica”.

De la labor de los caricaturistas el alemán Till Mett lamentó que no siempre su trabajo llegue a sectores con diferentes contextos al suyo, como los migrantes: “No creo que podamos dibujar para ellos, pero podemos ayudarles de otra manera, como ayuda humanitaria”, aun así, dijo, el dibujo y el humor son subversivos y permiten reflexionar sobre personas y sucesos.

Las actividades del encuentro continuaron ayer con la mesa titulada “En la línea de fuego: La lucha por la libertad de expresión”, donde los moneros Rayma, Bonil, Nadia Khiari y PxMolina compartieron sus experiencias durante su lucha por ejercer su derecho a la libertad de expresión y la manera en que aún lidian con este problema en el cumplimiento de su deber crítico e informativo.

La Línea de Fuego se realiza con múltiples actividades que continúan hoy con una mesa que abordará el tema de los periodistas desplazados, y que contará con la participación de periodistas y caricaturistas que han sido objeto de algún tipo de represión y se han visto obligados a escapar o huir para evitar los efectos de la violencia. La cita es a las 11 horas en el auditorio del Goethe Institut.

La exposición El Camino de la Bala seguirá abierta al público hasta el 30 de septiembre, en el lobby de EL UNIVERSAL, en Bucareli 8, Centro Histórico.

Comentarios