Ferias que rompen con las formas de vender arte

Este 2020 se llevan a cabo siete encuentros: Zona Maco, Material, Salón Acme, Maroma, Bada MX, Qipo y Acción, para algunos es su primera edición

Ferias que rompen con las formas de vender arte
Bada Mx es una feria que nació en Argentina y ahora llega a México, donde reúne a 100 artistas. FOTO: DIEGO SIMÓN SÁNCHEZ. EL UNIVERSAL
Cultura 07/02/2020 00:28 Sonia Sierra y Jessica Soto Actualizada 13:49

En uno de los mayores centros de exhibición de la Ciudad de México, Citibanamex, la feria de arte más tradicional, Zona Maco, le abre un área de 50 metros a los espacios independientes, llamado “Plaza de la informalidad”. En otra zona completamente diferente de la Ciudad, Clavería, en la casi abandonada ex Fábrica de Harina, artistas y colectivos ponen sus obras, aún en proceso, y en algunos casos son apoyados para concluirlas, éste es un nuevo modelo de feria de arte, Acción. Otro ejemplo de las ferias en la ciudad es Bada MX, donde los artistas, sin galeristas de por medio, han pagado por un espacio que les promete el aprendizaje de la autogestión. Material, uno de los espacios más frescos en cuanto al mercado del arte, entre otras novedades este año, invitó a participar a galerías que hasta ahora habían estado sólo en Zona Maco.

Este 2020 hay en la Ciudad de México siete ferias de arte, algunas de las cuales están en su primera edición. Se trata de Zona Maco, Material, Salón Acme, Maroma, Bada MX, Qipo y Acción; además, la próxima semana abrirá el Salón de Arte y Ciudad, dedicado a arquitectura y artes visuales.

semana_del_arte_cdmx.jpg

No sólo son siete ferias en una semana sino que se trata de novedosos formatos para ofrecer a coleccionistas y público las obras de arte. Las nuevas posibilidades contemplan un rango de precios diferente, así como obras de artistas emergentes, muchos de los cuales por primera vez están vendiendo sus trabajos y son creadores que no cuentan con galerías porque no han podido acceder o porque buscan otros modelos de comercio del arte.

A la oferta de Zona Maco —con 17 ediciones en la ciudad—, que presenta más de 200 galerías que ofrecen los trabajos de sus más destacados artistas, se suman proyectos nuevos como Acción, que opera en una zona alejada de los centros culturales de la CDMX (a pesar de lo distintas que son, tanto Zona Maco como Acción son de difícil acceso para el público en general). Acción brinda, más que piezas terminadas, los procesos para crear.

También lee: “El mercado del arte lo maneja el diablo”

accion_para_cultura_110231899.jpg
Acción tiene lugar en la Ex Fábrica de Harina, en Clavería. SONIA SIERRA. EL UNIVERSAL

Jorge Rosano Gamboa es uno de los cinco fundadores de Acción: “Se nos ocurrió una feria de acciones, de proceso. No hay galerías, son proyectos curatoriales, programas artísticos, residencias de México, Perú y Nueva York. Todo está en proceso, incluso el edificio”. Hay un área de siete propuestas de curadores que seleccionó Víctor Palacios. No hubo convocatoria abierta, fue “correr la voz”.

“Todo lo que empieza es nuevo, se vuelve cool, y luego está la necesidad de crecer con nuevas propuestas. Somos esto, pero en unos años, se necesitará que otros hagan unos modelos distintos, más frescos, es algo natural. Parte de que seamos artistas es la búsqueda de renovación”, dice Jorge Rosano, que reconoce que acceder al mercado del arte es complicado. Acción no cobra la entrada, pero sí pide donación a los visitantes. La Ex Fábrica de Harina donó el espacio para el proyecto. Aunque abrió el miércoles, y a diferencia de otras ferias, Acción se inaugura el domingo 9 con la presentación de las obras concluidas.

También lee: "Se vende Zona Maco"... en 300 dólares

Entre las ferias más visitadas, sin duda está Material, que llega a su séptima edición, con 78 galerías este 2020; dos que no habían participado y ahora están ahí son las mexicanas OMR y Kurimanzutto. OMR presenta un proyecto de Yann Gerstberger, y Kurimanzutto uno de Gabriel Orozco, Trazando dinero, que incluye fotografías y dibujos que se venden en 1800 y 15 mil dólares, respectivamente.

semana_del_arte_cdmx_2.jpg

También en Material, en la galería Instituto de Visión, de Bogotá, se venden, entre otras obras, una de la mexicana Ana Roldán, Composition, por 3 mil dólares.

La directora de este espacio habló del mercado mexicano y de Material: “México es una plaza súper importante dentro del discurso de las artes latinoamericanas. Material es una feria donde se permite ser bastante creativo, es fácil identificar el espíritu, el tono de la feria. He hecho Zona Maco antes, la aprecio, pero la proporción de esta feria es mejor para comenzar el año. Zona Maco juega a veces a ser una feria desbordada, esta es más concreta”.

En Campo Marte, un espacio de la Secretaría de Defensa, ayer abrió otro modelo de feria: Bada MX, una feria que nació en Argentina, donde ha tenido ocho ediciones, y que llega a México para proponer la autogestión de los artistas; así, los mismos creadores aparecen en los stands y sin intermediarios llevan al público sus trabajos.

También lee: Museo Casa Filomeno, un espacio con más de un siglo de historia que abre hoy

Una de las directoras de Bada Mx Banco Azteca, Lenny Ibargüengoitia, explicó durante la inauguración que esta feria impulsa la autogestión; participan 100 creadores de México y otros países: “Bada les da un seminario a los artistas de cómo vender, curar, hacer sus redes sociales; para nosotros es importante ayudarlos en la autogestión. Respeto muchísimo las galerías y a los artistas que están en galerías, pero el mundo da para todo. Somos empoderadoras de artistas, les damos seguridad para que puedan hacer autogestión”. Bada Mx presenta entre sus artistas obras de la colección privada de Rafael Cauduro —modelo de autogestión—, y a jóvenes invitados de escuelas de arte como la Esmeralda.

feria_4_110232173.jpg
Salón Acme expone las obras de 58 artistas. JESSICA SOTO. EL UNIVERSAL

En los stands, artistas explicaron que el proyecto permite dar a conocer sus trabajos no sólo en la propia feria, sino para llegar a diversos sectores y coleccionistas. En Bada Mx los artistas pagan entre 22 mil y 32 mil pesos por el espacio.

La feria se lleva a cabo en Campo Marte; el espacio, explicó la también directora Dafne Ibargüengoitia, “fue prestado a partir de un convenio amistoso, con las instancias pertinentes”, dijo que sí existe un contrato con las autoridades, pero que no se paga una renta.

También lee: Por coronavirus, cancelan Art Basel Hong Kong

Otra feria que ha crecido es Salón Acme, en General Primm, que ha destinado cada vez más espacios del edificio a jóvenes artistas.

semana_del_arte_cdmx_3.jpg

En la octava edición de Salón Acme, 58 artistas muestran sus proyectos seleccionados por un Consejo Curatorial. Este año se pueden ver dos espacios nuevos: el Patio Escultórico, en el patio principal de General Prim 30, que muestra una instalación del artista Pablo Dávila But the subject is a long one, y en la azotea de Prim 32 se abrió un área para performance, escultura e instalación. En la sección de Proyectos Invitados participan 23 galerías nacionales e internacionales y en la mayoría de las habitaciones los propios artistas presentan un proyecto. Salón Acme tiene un estado invitado, Yucatán, al que le dedica un una exhibición Más allá de los artefactos, bajo la curaduría de Daniela Pérez. La exposición Welcome to fear city, Una guía de supervivencia para la Ciudad de México, en la Bodega Acme, ofrece obras recientes de expositores que participaron en ediciones pasadas.

El domingo 9 de febrero concluyen las siete ferias que se presentan en la CDMX.

Comentarios