Escultura bajo una segunda limpieza

La figura que amaneció pintada emulando a uno de los miembros de la banda Kiss continúa aún con una ligera tonalidad azul

La figura que amaneció pintada emulando a uno de los miembros de la banda Kiss
La escultura del siglo XXI de la fachada de las Platerías de la Catedral de Santiago. Foto: EFE/Lavandeira jr
Cultura 08/08/2018 11:52 Redacción Actualizada 09:27

La escultura del siglo XII de la fachada de las Platerías de la Catedral de Santiago, la cual apareció el pasado lunes vandalizada con pintura azul, deberá pasar por una segunda limpieza para recobrar su aspecto habitual.

La figura que amaneció pintada emulando a uno de los miembros de la banda Kiss continúa aún con una ligera tonalidad azul, tanto en el rostro del santo como en la parte superior del libro que porta.

Para eliminar la pintura por completo, el deán del templo compostelano, Segundo Pérez, confirmó en declaraciones a Efe que los expertos en patrimonio acometerán una nueva actuación sobre la piedra con la que prevén culminar la limpieza.

 

“No será más difícil que la restauración del Pórtico de la Gloria”, bromeó Pérez, al tiempo que matizó que consistirá en un trabajo muy delicado con un láser y preciso y fino como un pincel”.

No obstante, desde la Fundación Catedral, su presidente, Daniel Lorenzo, pide cautela e insiste en conversación con ABC en que cualquier intervención deberá esperar a que se sequen los productos aplicados en la figura, que este martes permaneció vallada al público durante todo el día. 

De hecho, está previsto que durante el día de hoy se retire la protección en la zona afectada.

Autoría

Entretanto, las autoridades continúan analizando las cámaras de seguridad de la zona para identificar al autor de la pintada , sin que estos trabajos hayan dado de momento sus frutos. 

“Es difícil encontrar a quién lo hizo porque no hay una cámara que enfoque justo ese punto de la puerta”, lamentó el deán de la Catedral. Del mismo modo, el delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada, reconoció la complejidad de esta investigación.

Además, y para evitar que se repita un episodio de estas características, el presidente de la Fundación Catedral pidió tomar este suceso como una oportunidad para mejorar la seguridad en el entorno del templo, si bien matizó que serán "otras administraciones competentes las que tengan que hacerlo".

El autor de la pintada se enfrenta a una multa de entre 6.000 y 150.000 euros, importe estipulado en la Ley de Patrimonio de la Xunta por cometer una infracción grave. Precisamente, el conselleiro de Cultura, Román Rodríguez, enfatizó este martes que el Gobierno gallego aplicará la actual legislación «con toda la contundencia» una vez se localice al responsable. "Hay que confiar en que la policía haga su trabajo".

 

akc

Comentarios