En Monterrey, museos y teatros privados, en riesgo de hundirse

04/06/2020
|
00:04
|
David Carrizales / Corresponsal
En Monterrey, museos y teatros privados, en riesgo de hundirse
Museos como el de Historia Mexicana deben reprogramar sus actividades para atraer público incluso a distancia. Fotos: CORTESÍA

En Monterrey, museos y teatros privados, en riesgo de hundirse

04/06/2020
00:04
David Carrizales / Corresponsal
-A +A
El cierre de espacios ha obligado a autoridades, empresas, asociaciones y comunidad a repensar su operación y gastos; los públicos buscan mantenerse a flote con subsidios, pero los particulares no saben cómo saldrán sin taquilla ni ventas

Monterrey. —La pandemia de coronavirus obligó al cierre de espacios culturales y artísticos de Nuevo León, dejando a cientos de miles de personas sin la posibilidad de disfrutar de exposiciones, conciertos, obras de teatro y conferencias; pero, al mismo tiempo, llevó a explorar nuevas vías que se irán consolidando hacia el futuro: los eventos a distancia y los recorridos virtuales.

Sólo en lo que se refiere a los espacios a cargo del Consejo para la Cultura y las Artes de Nuevo León, por la contingencia sanitaria más de 300 mil personas no pudieron asistir a eventos que se cancelaron, si se considera que de marzo a mayo de 2019, más 352 mil personas acudieron a los espacios del Conarte, de acuerdo con el Cuarto Informe de Gobierno.

Taiyana Pimentel, directora del Museo Marco, admitió que los próximos dos años serán muy complejos y retadores. Para mantenerlo a flote, en abril lanzaron la campaña “#SOSMarco”, que pretende recabar 5 millones de pesos para el sostenimiento de la institución, con aportaciones desde 30 pesos, al tiempo que el personal aceptó recortar su salario desde 5% hasta 50% “para salvar el espacio cultural”.

El 17 de marzo, la pandemia obligó a cerrar el Marco de manera indefinida, y quedaron sin efecto exposiciones, actividades educativas, eventos, membresías; no pueden operar la tienda que comercializa objetos alusivos al museo, el restaurante y la taquilla, con lo que perdieron el 100 % de los ingresos autogenerados.

Los patrocinios aún se encuentran en etapa de negociación, es por eso que aún no saben en qué medida resultarán afectados. El Marco ha optado por ampliar su oferta de cursos y talleres virtuales, charlas con expertos en temas de interés cultural, actividades para niños vía web, recorridos virtuales por las exposiciones, “todo para que las personas puedan estar cerca del museo desde casa”.

Cuando las autoridades permitan reabrir, lo harán bajo un esquema de citas por Internet y en grupos de no más de 20 personas. ¿Qué ganará nuestro público? Entrarán al museo con una visita guiada, guardando una distancia de 2 metros, dijo Pimentel.

La directora del museo reflexionó: “Esta pandemia global nos ha puesto a los museos en una situación de repensar cuál es nuestro lugar en el futuro, es importante también analizar qué tipo de exposiciones hacemos, qué tipo de presupuestos operamos para estas exposiciones y el tipo de mecanismos que estamos utilizando para hacer nuestra labor cultural”.

mp_museo_113927473.jpg
Museo del Palacio de Gobierno, sin visitantes.
 

El reacomodo

Ricardo Marcos, presidente del Conarte de Nuevo León, comentó que la contingencia ha sido un reto mayor para el organismo, pues al cerrar todos sus espacios, los obligó a repensar y readaptar los programas previstos, llevando sus contenidos a las plataformas de redes sociales y de soporte digital.

Como en otras partes del mundo, se sumaron a la transmisión de materiales para streaming en vivo o en repetición y replantearon las convocatorias destinadas a fortalecer al sector artístico, dijo Ricardo Marcos.

En algunos casos, agregó, replantearon convocatorias (cuento, literatura), y descartaron ediciones que habían considerado inicialmente, como las convocatorias para estudios en el extranjero, a fin de atender otras áreas de oportunidad y necesidades del sector artístico y cultural.

Todos los premios literarios se van a dar; eso permite que los creadores sigan en actividad o persiguiendo un premio por su trabajo literario, aun en medio de la pandemia por el coronavirus.

Otras convocatorias se afinaron, una vez que fueron más claros los alcances de la contingencia, a fin de atender a los artistas que están dentro del grupo de riesgo, apoyar a quienes se quedaron sin trabajo, por su edad, o a los que no tienen seguros de gastos médicos.

También se publicó una convocatoria para pequeñas empresas culturales o proyectos artísticos que por la cuarentena se han visto en dificultades. En el caso de los gremios de la música y el teatro, entran dentro de algunas de estas convocatorias como creadores o responsables de proyectos artísticos o escénicos, en parte de la programación a distancia.

Considerando la naturaleza de la danza y el teatro, se espera que una vez que haya luz verde para la reactivación, comenzar a utilizar los espacios inclusive a puerta cerrada y transmitir dichos espectáculos en plataformas digitales, para generar trabajo a los artistas. Ya en el desconfinamiento se apostaría no sólo por espacios cerrados a un tercio de capacidad, sino también por presentaciones al aire libre y en los barrios.

mune_museo_113927753.jpg
El Museo del Noroeste espera la reactivación.
 

En días recientes, señaló, al dialogar con titulares de Conarte de otros estados, coincidieron en que el escenario para el resto del año, y muy probablemente la mayor parte del próximo, será con estos paradigmas.

Marcos reconoció que desde que el arranque de 2020, consideraban una merma en los ingresos, porque el Teatro de la Ciudad —que se suele rentar o usar para obras teatrales— empezó cerrado por un proceso de reconstrucción, así que han podido solventar la situación con los ajustes presupuestales que ya se venían aplicando.

“El panorama para museos y teatros es retador, pero no podemos desmoralizarnos quienes trabajamos en el sector público; estamos mucho más a flote que los espacios comerciales o de la iniciativa privada, porque ellos no se pueden dar el lujo de estar al 30% de capacidad; cualquier negocio bajo el planteamiento actual está perdido”, admitió.

En el caso de los públicos, lo esencial es la accesibilidad de la sociedad a la cultura y las artes, pero “no contemplo un escenario que nos permita tener más de 50% del cupo en teatros, y para museos sólo espero grupos limitados”.

Sin embargo, hay museos en la ciudad que tienen una parte privada, aunque reciban una parte de recurso público. “Ellos sí tienen que encontrar algunas otras formas innovadoras de funcionalidad, pero trabajan al respecto, y creo que será muy importante lo que se pueda avanzar este año para reforzar al sector hacia 2021, porque sabemos que van a variar poco las circunstancias respecto a lo que tenemos ahorita”.

Ricardo Marcos expresó que el confinamiento de 70 días deja una reflexión sobre la importancia de la cultura y las artes para los seres humanos.

“Hemos pasado el tiempo viendo películas, leyendo, escuchando música ya sea de nuestros discos, listas o en conciertos a distancia en tiempo real, hasta obras de teatro, hay profusión de talleres o conferencias que uno puede acceder, pagar, rentar o separar. La cultura nos ha mantenido la salud mental en estos tiempos, si se nos quitara todo eso, no sé qué quedaría”, concluyó Marcos.

TEMAS RELACIONADOS

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios