El incendio del Apolo I, la primera tragedia de la NASA en la que murieron tres astronautas

La NASA estaba consciente de que la llegada al hombre en la Luna costaría vidas humanas, pero en el accidente de enero de 1967 autoridades declararon que no esperaban que las primeras pérdidas serían aún estando en la Tierra

Tragedia de la NASA
Hemeroteca EL UNIVERSAL
Cultura 02/01/2021 12:46 Redacción Actualizada 12:51
Guardando favorito...

Además de los innumerables éxitos y avances tecnológicos que ha alcanzado la NASA desde su fundación en 1958, la agencia espacial estadounidense ha tenido sus misiones fallidas, incluso con finales trágicos. La más conocida fue el lanzamiento del transbordador Challenger en enero de 1986, sin embargo han habido otros incidentes, como el incendio de la primera nave tripulada del programa Apolo, en enero de 1967.

Virgil Grisson, tripulante de la misión, dijo en alguna entrevista que obviaba el temor de una falla catastrófica. “Siempre existe la posibilidad de una falla catastrófica, puede pasar en cualquier vuelo, ya sea el último o el primero. Solo se planifica lo mejor que se pueda para enfrentar estos imprevistos”.

A tres semanas del lanzamiento del Apolo I, durante las pruebas en una plataforma de lanzamiento, una falla ocasionó un incendio dentro de la cápsula tripulada por Grissom y los astronautas Edward White -el primer hombre en realizar una caminata espacial- y Roger Chafee, quienes quedaron atrapados al interior y perdieron la vida.

apolo-1_nasa.jpg
Foto: Especial NASA 

Si bien la NASA estaba consciente de que lograr que el hombre pisara la Luna, justo antes que los rusos, no era una tarea fácil, el accidente fue devastador para el ánimo de la agencia y la nación.

thumbnail_apolo-1_nasa_3.jpg
Foto: Especial NASA 
 


Fuego en la cápsula Apolo; murieron los 3 astronautas

28 de enero de 1967

Se hacían pruebas en la plataforma para lanzamiento
CABO KENNEDY, 27 de enero .-- Los tres astronautas asignados para tripular la primera cosmonave triplaza estadounidense “Apolo - I” en viaje en órbita terrestre el próximo mes, murieron hoy en un incendio ocurrido en el vehículo cuando se efectuaban pruebas en una plataforma de lanzamiento.

Los miembros de esta primera dotación del tipo de nave que deberá eventualmente realizar un viaje a la Luna eran los veteranos Virgil Grissom, de 40 años, y Edward White, de 36, y el bisoño Roger Chafee, de 31.

De primer momento no se ofrecieron detalles. Un vocero del Centro de Vuelos Espaciales comentó: “Todo lo que sabemos es que hemos perdido a la tripulación 294” (del programa Apolo). “Se trata de un duro golpe”-

También lee: Apolo 8, el lanzamiento espacial de 1968 que también se realizó en medio de una pandemia 

El fuego ocurrió durante la etapa final de una de las principales pruebas previas al lanzamiento, que estaba programado para el 21 de febrero.

Los primeros informes indicaron que los astronautas, vestidos con sus trajes espaciales, quedaron atrapados dentro del vehículo, el cual estaba equipado para el ensayo con equipo de respiración a base de oxígeno. Fuentes enteradas señalaron que el incendio pudo haberse iniciado en uno de los sistemas de oxígeno.

Grissom, teniente coronel de Aviación, debía ser el jefe de la tripulación del primer vuelo de una cosmonave “Apolo”. Fue el ocupante de la segunda nave monoplaza “Mercurio”, en viaje suborbital, en 1961. Y fue el piloto de la nave biplaza “Géminis - 3”, que inauguró la serie de jornadas especiales de Estados Unidos con dos tripulantes por vehículo, el 23 de marzo de 1965.

thumbnail_apolo-1_nasa_8.jpg
Foto: Especial NASA 

White, asimismo teniente coronel de la Fuerza Aérea, fue el primer ambulador espacial individual de Estados Unidos. Fue el copiloto de la nave “Géminis - 4”, que estuvo cuatro días en órbita terrestre en junio de 1965.

Chaffee, que no había viajado aún en el vacío, pertenecía a la Marina de Guerra, con el grado de capitán de corbeta.

El poderoso cohete Saturno no se hallaba cargado para la prueba de hoy.

Este es el primer accidente fatal que se registra dentro del programa de vuelos espaciales tripulados.

Otros tres astronautas norteamericanos perecieron en dos accidentes de aviación.
La cápsula Apolo I es casi idéntica a las cosmonaves que llevarán al hombre a la Luna para el año 1969.

La misión de la Apolo I era servir de prueba inicial de la cosmonave en vuelo orbital.

thumbnail_captura_de_pantalla_2020-12-29_a_las_23.04.53.png
Hemeroteca EL UNIVERSAL 

La cápsula triplaza ya ha totalizado unas tres horas de vuelo en dos viajes suborbitales y sin tripulación que se hicieron el año pasado. Ambos lanzamientos fueron exitosos.

El lanzamiento de la cápsula Apolo I estaba programado inicialmente para el mes de noviembre del año pasado, pero luego se demoró tres meses debido a dificultades experimentadas, principalmente el sistema de enfriamiento del oxígeno y de los sistemas de respiración.

Lee también: Los astronautas de Apolo 11 fueron recibidos con sombreros de charro y regalos de Tepito cuando visitaron México 

La cosmonave Apolo de 15 toneladas consiste en una cabina y una sección de servicio, que lleva un potente motor cohete, oxígenos y otros suministros.

El ejemplar que viaje a la Luna tendrá además acoplada una nave subalterna biplaza que deberá realizar el alunizaje, con dos astronautas, mientra el tercero permanece en órbita selénica en el sector principal, que realizaría el regreso a la Tierra después de haber recibido de regreso a los otros astronautas y desechado el vehículo lunar subsidiario.

Estalló el Saturno-5

El viaje a la Luna habrá de efectuarse con la utilización de un cohete impulsor más poderoso, el “Saturno-5”. El tercer segmento del primer cohete “Saturno-5” que debería usarse en un vuelo tripulado estalló la semana pasada en un terreno de experimentación en Sacramento, California, amenazando con demorar la realización del programa lunar.

El programa seguirá

En Washington, James E. Webb y unos 25 directivos del programa estaban a punto de cenar y al mismo tiempo pasar revista al programa Géminis y analizar perspectivas para el programa Apolo de descenso lunar cuando se recibió la noticia.

Poco después Webb dijo: “Siempre supimos que algo así se iba a producir alguna vez, pero no paralizará el programa. Seguiremos adelante con el programa de los vuelos espaciales.

Siempre pensábamos que algún día algún astronauta iba a morir en el Cosmos, pero jamás pensamos que la primera tragedia fuera a costar tres hombre en la Tierra”.

Edward C. Welsh, secretario ejecutivo del Consejo Nacional de Aeronáutica y del Espacio dijo que esta es la primera vez que cosmonauta alguno pierde la vida en la etapa de entrenamiento y que es posible que algo similar haya ocurrido en la Unión Soviética alguna vez.

“Realmente es una tragedia. Tenemos la sensación de que la nación está consternada, junto con nosotros. Pero también sabemos que nadie está dispuesto a ceder en el esfuerzo espacial”, dijo Welsh, quien atribuyó el desastre a la producción de una chispa en un circuito eléctrico.

thumbnail_apolo-1_nasa_7.jpg
Foto: Especial NASA 

Mientras tanto, se informaba que 25 integrantes de la dotación de lanzamiento habían sido sometidos a tratamiento, debido a que fueron prácticamente sofocados por el intenso humo. Se dijo también que muchos de los hombres de la dotación habían realizado un desesperado pero inútil esfuerzo por salvar a Grisson, White y Chafferr.

El experimento había sido demorado un par de horas debido a fallas precisamente en el sistema de oxígeno y también en el de comunicación y el incendio se produjo cuando faltaban sólo 10 minutos para el lanzamiento teórico.

Un estallido

Un funcionario de la NASA dijo finalmente que se había decidido mantener una reserva informativa a la espera de los resultados de las primeras investigaciones.

Un sistema de circuito cerrado de televisión transmitía las imágenes de los astronautas a un edificio de control a varios centenares de metros de la plataforma. De pronto hubo un destello y se interrumpió toda comunicación. La dotación de tierra tuvo que tardar de 10 a 15 minutos en subir en un ascensor de alta velocidad a la punta del cohete.

thumbnail_apolo-1_nasa_10.jpg
Foto: Espcial NASA 

El procedimiento normal en caso de incendio era que los astronautas salieran de su cabina, corrieran por un pasadizo especial hasta la torre paralela al cohete y bajaran en un ascensor rápido. Al parecer, el fuego fue instantáneo, y de tal intensidad que los astronautas murieron en seguida, según se informó.

Grissom, que estuvo a punto de perder la vida a su regreso en el vehículo “Mercurio”, al inundársele en el mar, se hallaba a la izquierda. White estaba en el centro, y Chaffee a la derecha.

La tripulación de reserva está compuesta por Walter Schirra, Donn Eisele y Walter Cunningham. Se presupone que sea la que se disponga ahora a emprender el primer viaje en una cosmonave “Apolo”. Los tres se hallaban aquí cuando se produjo el accidente.

thumbnail_apolo-1_nasa_5.jpg
Foto: Especial NASA 

El doctor Edward C. Welch, secretario ejecutivo del Consejo Espacial Presidencial, declaró por su parte que la Unión Soviética quizás haya perdido algún cosmonauta en accidente similar, pero que nada se había de cierto al respecto.

Retiran los cuerpos

A las 10.30 p.m., hora del Este, se inició la tarea de remoción de los cuerpos de los cosmonautas Virgil Grissom, Edward D. White y Roger Caffee, quienes perecieron en el interior de la cápsula “Apolo I”, durante un ensayo de despegue.

La cápsula sigue encima del cohete “Saturno”, de dos etapas, y un funcionario de la Dirección del Espacio dijo que se había aplazado por cuatro horas la triste tarea, a fin de permitir un mejor cumplimiento del trabajo de investigación.

La cápsula “Apolo I”, pintada por fuera de gris, estaba ahora completamente ennegrecida.


rad 

Temas Relacionados
nasa Apolo I Exploración espacial
Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios

El Universal

Newsletter Al Despertar

Inicia tu día bien informado con las notas más relevantes

Al registrarme acepto los términos y condiciones