Desaparición y poesía, Cecilia Vicuña en el MUAC
Detalle de Quipu menstrual , obra que cuestiona la entrega de los glaciares de Chile. CORTESÍA MUAC

Desaparición y poesía, Cecilia Vicuña en el MUAC

04/02/2020
00:30
Sonia Sierra
-A +A
La artista chilena inaugura el próximo sábado la exposición retrospectiva Veroír el fracaso iluminado, con más de 100 obras

La desaparición es uno de los temas que permea las obras de la artista chilena Cecilia Vicuña (Santiago de Chile, 1948), quien está en México para inaugurar el próximo sábado 8 de febrero la exposición retrospectiva "Veroír el fracaso iluminado", en el Museo Universitario de Arte Contemporáneo (MUAC).

“Yo he trabajado con diversas formas de desaparición, está por ejemplo la desaparición violenta, que es la violencia estatal, que se transfiguró en la desaparición de personas. Pero hay otra forma de desaparición, que es la desaparición que renueva la vida, la desaparición de una ofrenda que le entregas a la mar para renovar la energía vital. Son dos formas de desaparición contrapuestas, y las dos están representadas en esta muestra”, dice la artista y escritora, pionera del arte conceptual en Chile, y quien por razones políticas migró por países como Colombia, Inglaterra y Estados Unidos. Vicuña fue ser reconocida en 2019 con el Premio Velázquez que otorga el Ministerio de Cultura y Deporte de España.

Resistencia poética es una frase que Vicuña usa para hablar, por ejemplo, de su trabajo por reconstruir las potencialidades poéticas del quipo —nudo en quechua—, que describe como un sistema de registro de información del mundo andino, de hace miles de años, que destruyó la conquista española.

La resistencia política, los saberes del cuerpo femenino y del mundo indígena, el erotismo, los atentados contra la naturaleza están en su obra que crea lenguajes con palabras, versos, acciones e imágenes. Para la también activista, el arte tiene una acción muy poderosa y curativa que se contrapone al lenguaje de dominación y colonización.

Veroír el fracaso iluminado es una muestra con más de 100 obras, pinturas tempranas, sus objetos “precarios”, videos, dibujos, instalaciones, collages, registro de acciones improvisadas, materiales de archivo, textiles, instalaciones, esculturas. La retrospectiva fue organizada por el MUAC y el Witte de With Center for Contemporary Art de Róterdam.

El curador, Miguel A. López, resalta que es la primera exposición en hacer un recuento minucioso de los varios momentos de producción de Cecilia Vicuña y que incluye inéditos hechos en Santiago, Bogotá, Nueva York y Londres, que por distintos motivos no se han visto: “A lo largo de la exposición, uno va a poder encontrarse con un conjunto bellísimo de pinturas, collages, textiles, instalaciones, esculturas, videos que arman un enunciado muy poderoso pero que al mismo tiempo están hablando sobre lo que se ha ido, sobre momentos de desaparición. Cecilia menciona que la exposición está compuesta de sobrevivientes porque mucha de la obra que produjo se destruyó; hay otras obras que por su naturaleza política, filosófica, ética, están creadas para que se desintegren”. El curador enfatiza que todo lo que se va a ver en la exposición parte de un principio de la poesía.

La retrospectiva está organizada a partir de momentos de producción. Una sala está dedicada al proyecto “Homenaje a Vietnam”, que hizo en Bogotá en 1977, donde además aparecen obras que realizó a partir de lo que vivía su país, en la dictadura de Pinochet.

Son siete espacios, entre los cuales ocupará un lugar destacado su relación con México, porque desde muy joven Vicuña colaboró en la revista "El Corno Emplumado", que fundó Sergio Mondragón, además, en 1969, en su primera visita a México, estuvo con la artista y escritora Leonora Carrington.

Como parte de la muestra, Vicuña realizará el viernes 7, a las 11 horas, un performance en el Espacio Escultórico, "Quipu de lava". Sobre esta obra, ella dice: “Es una pieza para el Espacio Escultórico, no ha existido antes, y no volverá a existir. Una pieza creada en el momento, con los cuerpos y el espíritu de los presentes, y de las fuerzas de ese territorio de lava milenaria, y por la propia escultura”. Y agrega: “Una de las cosas fabulosas de la conceptualización de Miguel de esta exposición es que es un todo coherente, pero un todo coherente abierto. Es el modo de ser de esta obra, que es ancestral, permanente, impermanente, nueva y desconocida a la vez”.

El sábado, previo a la inauguración en el MUAC, a las 12, habrá una charla entre Cecilia Vicuña y la escritora Lucy Lippard.

TEMAS RELACIONADOS

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios