Ciencia y danza se reúnen en El Aleph

El proyecto “Neurodanza y Coordinación Interpersonal: La emergencia del togetherness corporal” se presentará en el Salón de Danza del Centro Cultural Universitario

Ciencia y danza se reúnen en proyecto de Neurodanza en El Aleph
Foto: Cortesía Danza UNAM
Cultura 24/05/2019 16:15 Itzel M. De La Rosa Ciudad de México Actualizada 16:15
Guardando favorito...

El adelanto del proyecto científico “Neurodanza y Coordinación Interpersonal: La emergencia del togetherness corporal”, en el que la ciencia y la danza se unen para entender el compartimiento humano a través del paradigma de Danza Mínima, se presentará mañana a las 17:00 horas, en el Salón de Danza del Centro Cultural Universitario.

Ximena González, doctora en Ciencias Cognitivas, en colaboración con el doctor en Ciencia, Tecnología y Sociedad, Jesús Siqueiros, iniciaron el proyecto con la intensión de encontrar datos neuronales a través de cuerpos que ejecutarán diminutas acciones.

Es por ello que recurrieron a la directora de Danza UNAM, Evoé Sotelo, coreógrafa y bailarina que estudia la Danza Mínima; este postulado señala que, a partir de movimientos mínimos y van desde un parpadeo hasta la flexión o rotación de un miembro, por ejemplo una pierna, se puede encontrar el máximo potencial expresivo del cuerpo.

danza.jpg
Foto: Cortesía Danza UNAM

En entrevista, Sotelo expresó el gran trabajo que la danza y la ciencia pueden llegar a hacer en conjunto, ya que la mayoría de los bailarines son muy sensibles a su entorno gracias a que su principal herramienta de trabajo es el cuerpo y muchas veces los artistas pueden dar cuenta de distintas situaciones que una persona con diferente preparación no se percataría.

“Los bailarines tenemos un sexto sentido, por llamarlo de alguna manera. En este trabajo, Katia Castañeda y yo estamos conectadas a un hyperscanning y a un electroencefalograma, único en América Latina porque es doble. Nosotras hacemos movimientos generadores de lecturas que son interpretados por Ximena González y Jesús Siqueiros, para así analizar la coordinación de dos cuerpos humanos sin que nos pongamos de acuerdo”, expresó Sotelo.

Por su parte, la bailarina Katia Castañeda, quien también integra el equipo, expresó que el proyecto es una colaboración en donde las dos ramas aportan conocimientos que se aterrizan de manera muy concreta.

danza_2.jpeg
Foto: Cortesía Danza UNAM

“Es un proyecto muy interesante porque es una colaboración, a partir de una idea ya establecida, claro, Evoé y yo participamos de una manera activa desde nuestro campo: la danza. A partir de nuestros movimientos, los científicos pueden leer los indicadores que se generan de, por ejemplo, la frecuencia cardíaca, la sudoración, reacciones de la piel, aspectos que se alteran al momento en que nosotras interactuamos en un espacio. Nos interesa estudiar cómo los cuerpos se conectan y coordinan, sin necesidad de palabras, a través de distintos vínculos que surgen del entorno que nosotras percibimos”, añadió Castañeda.

Esta conferencia-performance forma parte del programa integrado por mesas de discusión, conciertos y ponencias de la tercera edición de El Aleph, festival de Arte y Ciencia, que terminará el 26 de mayo, en el Centro Cultural Universitario y en el Centro de Ciencias de la Complejidad, en Ciudad Universitaria.

akc

Temas Relacionados
danza ciencia
Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios