Esperando "Elsinore, un cuaderno"

Paulina Lavista

La imagen que tomé de Salvador Elizondo en 1982, que aparece en esta ocasión, corresponde a la época en que el escritor empezó a concebir su novela Elsinore, un cuaderno, relato autobiográfico que escribió a partir de su experiencia vivida en un internado militar en Estados Unidos durante su adolescencia.

A treinta años de su aparición en la editorial El equilibrista en 1988, el viernes pasado El Colegio Nacional presentó en la Feria del Libro del Palacio de Minería una hermosa y extraordinaria edición conmemorativa que publicó para celebrar esta narración experimental en la que el escritor trabajó el texto mezclando diferentes lenguajes: el militar en inglés, el chicano de los trabajadores o braceros mexicanos y el español. Describe también el ambiente de la pos-guerra que se vivía en Los Ángeles, California, y el despertar de Eros en la figura de su maestra de baile.

Esta novela entusiasmó mucho a Octavio Paz, quien le mandó, después de leerla,
una emotiva carta que conmovió a Salvador, misma que se publica en esta edición de
El Colegio Nacional, junto otros documentos y fotografías de Elizondo en el internado
militar.

Como esposa de Salvador durante treinta y siete años él periódicamente me contaba y volvía a contar su anécdota, yo le insistía que la escribiera, como lo hizo antes en su magistral cuento “Ein Helden Leben”, basado en su experiencia como alumno del Colegio Alemán durante la Segunda Guerra Mundial. Afortunadamente para los lectores y admiradores, Elizondo, ya maduro, como aparece en la fotografía que acompaña mi texto, escribió Elsinore, un cuaderno que resulta, a mi parecer, un deleite leerlo.

Salvador Elizondo escribe:

07032014_eu070314e17_10028220_3.jpg
 

Cuaderno de DIARIO No. 61 fragmentos de las páginas 157,159, 160, 174 y 175.

Miércoles 2 de marzo, 1988. —(…) De ELSINORE no sé nada. Se supone que mañana saldrán los primeros ejemplares.

Domingo 6 . —(…) Estoy a la expectativa de ELSINORE (…)

Lunes 8. —8.30 p.m. Vienen con los primeros ejemplares de Elsinore. Me trajeron 3 ejemplares de ELSINORE. Está divino. Buen día a pesar de todo.

Martes 8. —Hoy le di el primer ejemplar de mi libro a Pablito. A las 9 de la noche me llegaron 50 ejemplares. En la tarde habló Verónica para felicitarme por mi libro, que ya lo había visto en la Feria del Libro. Está divino pero con los defectos que noté desde que lo estaban haciendo. La portada está cargada 5 milímetros a la derecha en el forro. La densidad de la tinta está dispareja.

Miércoles 9.III.88. —La salida de un libro es como la guerra. Luego la movilización. Luego los primeros contactos. Ya salieron las primeras divisiones hacia el frente. Habla Gela. Habla el chofer. Ya están entregados los de Octavio, Jaime, José Luis, Gela, Leon Roberto, Marga y Sofía. Habla Marga.

Lunes 4 IV.88. —Hoy me pasó una cosa maravillosa. Hacia el mediodía llegó la carta de Octavio Paz que aquí pongo, y que nadie ha leído más que Paulina. Por modestia solamente se la voy a enseñar a Gonzalo (…) Esta es una de las cartas más importantes que me han llegado en la vida. Mi panorama literario se compone con ella, adquiere
una congruencia cuya ausencia todos
me achacaban (…).

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios