Se necesita una respuesta

Nelson Vargas

Ana Gabriela Guevara hará lo correcto para que no perjudique a la natación en lo que falta del ciclo olímpico

Aquí una reflexión, tras lo ocurrido en el Campeonato Nacional de Curso Corto de Guadalajara y de la acusación a los equipos de Baja California y del Estado de México, de haberse retirado por cuestiones políticas.

Ya con todos los jóvenes que dieron marcas para participar y la presencia de los seleccionados que ganaron los Centroamericanos, ¿creen que se puede actuar por intereses políticos y convencerlos que dejen de nadar? Sólo una mente maquiavélica pensaría eso. La principal razón: el gasto de los padres de familia por nadador;  mínimo: 10 mil pesos. 

¿Quién creería que somos tan dementes como para echar abajo el evento? Mejor que recuerden el esfuerzo de los seleccionados que ahora buscan estar en los Juegos Panamericanos Lima 2019 y de los  que participaron en Guadalajara y después tuvieron que retirarse para cuidar su salud. ¿Qué pasará con ellos, cuando en la alberca ganaron sus competencias?

Y, si gustan, les demuestro con los números de la inscripción inicial y con los que compitieron hacia el final, que la ausencia fue de más de 600 nadadores; así como las varias fichas médicas de quienes fueron a checarse al hospital.

Le pregunto al señor Todorov: ¿habrá una mente tan infame que quiera boicotear una cosa tan noble? Solamente en su imaginación.

Lo que acaba de pasar es muy triste, pero estoy seguro de que Ana Gabriela Guevara hará lo correcto para que no perjudique a la natación en lo que falta del ciclo olímpico. 

[email protected]

Comentarios