¿A quiénes investigan por el caso Odebrecht?

Mario Maldonado

El caso Odebrecht, que como decíamos tiene contra las cuerdas al procurador Raúl Cervantes, apunta a muchos lados: directivos, ex directivos y consejeros de Pemex; funcionarios de la constructora brasileña y políticos mexicanos. En las pesquisas colaboran las autoridades del país sudamericano —que están por entregar un informe a México—, la PGR, la Función Pública y la propia Pemex. En los próximos días, los mexicanos deberemos tener resultados sobre este asunto, antes de que, otra vez, las malas noticias para el gobierno del presidente Peña lleguen del exterior y abran la caja de pandora.

Entre los personajes investigados estarían prácticamente todos los directores que salieron en desbandada poco antes o después de la renuncia de Emilio Lozoya, en febrero de 2016. Hablamos de Froylán Gracia, Arturo Heríquez Autrey, Miguel Tame, Alejandro Martínez Sibaja y Gustavo Hernández García. Todos ellos, además, han sido señalados públicamente por políticos de la oposición y por el sindicato disidente de Pemex. En privado, empresarios se desviven por revelar, con pruebas y detalles, el actuar de estos personajes, mientras que altos funcionarios del gobierno federal hacen gestos de molestia cuando se les mencionan estos nombres.

Uno de los personajes que no ha salido a relucir públicamente, pero que jugó un rol preponderante en la designación de directivos que están siendo investigados por este caso es el consejero independiente mejor pagado de Pemex: Jorge Borja Navarrete.

Borja Navarrete, ex directivo de ICA Fluor, habría colocado a Leonardo Cornejo Serrano como subdirector de Proyectos de la dirección corporativa de Ingeniería y Desarrollo de Petróleos Mexicanos en abril de 2009. Ambos son amigos y compañeros de trabajo hace más de un década.

El ex accionista de ICA llegó a Pemex en diciembre de 2007 como director de esa área, donde se definía cómo se construirían, modernizaban y ajustaban las distintas refinerías de Pemex e ingeniería de otras obras de la estatal. Empero, desapareció en enero de 2010 para ser absorbida por la dirección corporativa de Operaciones.

Borja Navarrete dejó de ser directivo de Pemex a inicios de 2010 (para después ser propuesto como consejero independiente por el presidente Peña Nieto, cargo que mantiene) y Cornejo Serrano comenzó a trabajar en Pemex Refinación, como subdirector de Proyectos, en junio de ese año.

Cornejo Serrano es uno de los 14 funcionarios que firmaron contratos millonarios con Odebrecht y están en la mira de las autoridades mexicanas por el escándalo de corrupción internacional. Es también uno de los nueve que siguen laborando en Pemex. Actualmente, es subdirector de Proyectos Industriales de Pemex.

Cuando Cornejo Serrano era Coordinador de Proyectos de Pemex Refinación, fue designado administrador del proyecto para la ampliación de capacidad de la refinería de Tula. El 15 de febrero de 2014, Pemex Refinación, a cargo de Miguel Tame, adjudicó a Odebrecht un contrato por mil 436 millones de pesos para acondicionar y construir plataformas del proyecto de aprovechamiento de aguas residuales de la refinería Tula.

Más tarde, en noviembre de 2015, Pemex Refinación, la nueva unidad de Transformación Industrial, ahora con Alejandro Martínez Sibaja al frente, otorgó otro contratos por un monto de mil 812 millones de pesos para construir los accesos y obras externas en la refinería de Tula II.

La refinería de Tula es el proyecto por el que supuestamente se pagaron 10 millones de dólares en sobornos a funcionarios de Pemex.

Posdata. A través de una carta física, se comunicó con esta columna Froylán Gracia Galicia, el ex coordinador de la dirección general de Pemex en tiempos de Emilio Lozoya. Asegura no conocer al litigante Javier Coello, quien lleva la defensa jurídica del ex director general de Pemex. Dice que si se deja ver en los restaurantes de la Ciudad de México es porque no tiene motivos para ocultarse, pues pese a los múltiples señalamientos de empresarios y funcionarios que lo conocen y que han trabajado con él, y los muchos textos periodísticos que se han publicado sobre su actuar como directivo de Pemex, él goza de una “tranquilidad moral”, ya que “nunca cometió conductas irregulares o delictuosas mientras fue funcionario público”. En la comunicación, empero, no detalla su relación con los hermanos Bustamante de la Parra, a cuya empresa OIS Pemex le adjudicó contratos por mil 500 millones de pesos; el más importante, por 635 millones, se lo otorgó un mes después de una reunión en Houston a la que acudió junto otros ex directivos de la petrolera mexicana, entre ellos Arturo Heríquez Autrey y Gustavo Hernández García. Tampoco aclara por qué el 29 de octubre de 2014 voló en el mismo avión que Eric Bustamante de la Parra a Houston, Texas, infringiendo la Ley Federal de Responsabilidades de los Servidores Públicos, según consta en bitácoras de la empresa Aerolíneas Ejecutivas.

Twitter: @MarioMal Correo: [email protected]
TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios