Modelo le saca jugo a lo “Hecho en México”

Mario Maldonado

Pocas marcas mexicanas han logrado posicionarse tan bien en el extranjero como Corona, la cerveza producida por Grupo Modelo que se vende en más de 180 países. Se trata, además, de un producto premium por el que los consumidores están dispuestos a pagar mucho, entre otras cosas porque solo se produce en el territorio nacional. Y aunque desde hace cinco años Corona es propiedad de la multinacional ABI, sigue siendo una marca Made in Mexico que vale 84 mil millones de pesos y a la cual sus propietarios planean sacarle más jugo con su exportación a nuevos países y con campañas de marketing como la de “México Extra”.

La semana pasada, el colombiano Mauricio Leyva, director general de Grupo Modelo, anunció una inversión de 14 mil millones de pesos para ampliar su capacidad instalada en México el próximo año. Estos recursos significarán 75% más de los ejercidos en 2017, año en el que inauguraron su octava planta dentro del territorio nacional, ubicada en Yucatán, a la cual se destinaron 8 mil 500 millones de pesos.

El multimillonario anuncio, dijo el CEO de Modelo a esta columna, se hará a mediados de octubre y posicionará a México en el top 3 de países con mayor inversión de todos los de ABI, la productora de cerveza más grande del mundo. Actualmente, Grupo Modelo opera ocho plantas cerveceras en México, en Torreón, Coahuila; Tuxtepec, Oaxaca; Guadalajara, Jalisco; Mazatlán, Sinaloa; Ciudad de Obregón, Sonora; Zacatecas, Zacatecas; Ciudad de México, y en Hunucmá, Yucatán, esta última le permitirá aumentar 10% su producción total anual.
De acuerdo con Levy, la estrategia de mantener toda la producción de las marcas de Grupo Modelo en México y seguir incrementando su producción es un mensaje de apoyo a la inversión nacional, pero también una estrategia que les permite tener un valor competitivo frente a otras marcas, que es el de explotar lo hecho en México. Llama la atención la estrategia de Modelo en medio de la renegociación del TLCAN en la que Estados Unidos (el principal mercado internacional de Corona y el resto de las marcas mexicanas de cerveza) pretende poner reglas al contenido nacional de los productos que se comercializan entre ambos países.

Las marcas de Grupo Modelo que se venden en Estados Unidos; sin embargo, no las distribuye ABI, sino Constellation Brands, que debe estar ocupado cabildeando con los negociadores de Donald Trump para no ser afectada con la reconfiguración del tratado comercial que tiene en vilo a los industriales en ambos lados de la frontera.

A propósito de la renegociación del TLCAN y la presión de Estados Unidos y Canadá para que México incremente los salarios de sus trabajadores, el CEO de Grupo Modelo considera que es un tema relevante que debe analizarse y asegura que en el caso de la empresa que dirige estos son “altamente competitivos” en todos los rangos: administrativos, operativos e incluso en la cadena de valor. “Modelo no ha aumentado su producción en México porque sea barato; hay otros países donde vendemos Corona y es más económico fabricarla localmente, pero creemos en el valor competitivo de hacerlo en México y la buena noticia es que los extranjeros están dispuestos a pagarla a los precios que la exportamos”, dijo Leyva en entrevista.

Este año, Modelo producirá 105 millones de hectolitros, de los cuales un total de 30% serán para el mercado de exportación, incluyendo Estados Unidos.

La estrategia de expansión internacional de Corona estará enfocada principalmente en países como Colombia, Perú, Ecuador y Australia, así como África, región que se vuelve relevante tras la compra de SABMiller por parte de ABI. Asimismo, fortalecerán mercados como Honduras, El Salvador y Panamá, donde la marca crece a un ritmo de triple dígito.

¿Nadro esconde información? Pese a que Pablo Escandón Cusi asegura no tener presencia en el negocio de farmacias en México y no estar interesado en regresar a competir a este mercado, su empresa Nadro sí seguiría participando en el sector a través de Grupo RFP, del cual descuelgan Farmacias de Dios, Vyr, Nosarco y Farmapronto. Ricardo Álvarez Tostado, director de Operaciones de Nadro, ha sido una pieza clave en la estrategia de comprar cadenas endeudadas o con problemas en su sucesión familiar. También habría sido clave en la presunta adquisición de Marzam a través de un fondo holandés.

Curiosamente, la primera cadena de farmacias en este nuevo ciclo de compras hostiles por parte de Nadro fue farmacias San Francisco de Asís, cuyo dueño, Alfonso Vallejo, fue asesinado cuando salía de uno de sus locales. La siguiente cadena adquirida fue Farmacias Gems.

En esta columna referimos que Nadro explora la adquisición de Farmacias Unión, la cual opera 180 unidades y pertenece a la familia Rosario Rocher. La cadena enfrenta algunos problemas en los territorios donde opera, como Campeche y Veracruz, por la caída de la actividad petrolera. Farmacias Unión es proveedor de Pemex en el negocio de recetas.

Nadro también debería estar siendo escudriñada en este mercado por la Comisión Federal de Competencia Económica, a cargo de Alejandra Palacios, la cual de por sí ya la investiga en el negocio de distribución de medicamentos.

Twitter: @MarioMal Correo: [email protected]
TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios