¿El adiós de Gabriel Contreras?

Mario Maldonado

Gabriel Contreras hizo todo lo posible por ser ratificado como presidente del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) antes de que venciera su plazo, pero no le alcanzó. A partir del lunes, deberá ceder la estafeta a la comisionada Adriana Labardini, quien de forma interina encabezará el organismo regulador en tanto el Senado nombra a un nuevo presidente. Contreras sigue en la batalla, pero el hecho de que no lo hayan ratificado antes lo aleja de esta posibilidad… y quizá hasta del IFT.

Partidarios y disidentes de la gestión de Contreras discrepan en muchas cosas, menos en una: que logró crear y consolidar un regulador de telecomunicaciones sólido en una industria donde confluyen los intereses de los empresarios más ricos y poderosos de México. Si este es el caso, ¿por qué a muchos les importa tanto que deje la presidencia del IFT? Si la mayoría coincide en la fortaleza y autonomía de esta institución, ¿por qué el mismo Contreras se aferra a esta posición?

El periodo de Gabriel Contreras como comisionado del IFT termina en febrero del 2020, por lo que aun cuando no sea ratificado presidente permanecería dentro del organismo, con derecho a voto en las múltiples decisiones pendientes, tales como fijar la tarifa de interconexión que pagarán los competidores a Telcel, supervisar la división de Telmex, instrumentar la puesta en marcha de las nuevas estaciones de radio y televisión, licitar el resto del espectro en la banda 2.5 GHz y revisar las regulaciones asimétricas en la TV de paga.

Si bien a Gabriel Contreras pueden anotársele varios logros, como la concesión de una nueva cadena de televisión abierta a Olegario Vázquez Aldir, las licitaciones de radio y TV realizadas recientemente y las regulaciones a los preponderantes en telecomunicaciones y radiodifusión, no dejan de llamar la atención algunas decisiones polémicas, como los lineamientos para los derechos de las audiencias y algunos escándalos como el de Tecnoradio y las concesiones de TV a El Fantasma Emigio Ángel González, cuyo historial empresarial es cuestionable.

Tampoco deja de llamar la atención —y aquí es donde se prenden las alarmas de varios jugadores del sector— la relación de Contreras con funcionarios cercanos al gobierno federal, como el ex consigliere jurídico del presidente Enrique Peña Nieto, Humberto Castillejos, y con otros abogados y funcionarios cercanos a Carlos Slim, quien ha visto mejores épocas en los últimos meses, tras las resoluciones y sentencias a favor de su emporio América Móvil.

De acuerdo con la Comisión de Radio y Televisión del Senado, cinco de los siete comisionados del IFT manifestaron formalmente su interés de ocupar el cargo de presidente , entre ellos Gabriel Contreras. Los otros son Mario Fromow, Arturo Robles, Adolfo Cuevas y María Elena Estavillo. Los dos primeros son afines a Contreras, mientras que los dos últimos se han enfrentado en varias decisiones con él.

Quienes podrían estar peleando fuerte la presidencia serían Adolfo Cuevas —uno de los que más han cabildeado su postulación— y Arturo Robles, pese a ser el más nuevo, pues tomó el cargo de comisionado apenas en abril pasado.

El Senado podría definir al nuevo presidente del IFT tan pronto como a finales de septiembre o bien patearlo hasta diciembre.

¿Quién es el mejor para presidir el Instituto? Cada uno tendrá que probarlo ante el Senado.

¿Si no lo ratifican como presidente, Gabriel Contreras pensaría en abandonar el IFT? En la industria piensan que no, pero todo es posible.

Cumbre de Negocios. Del 22 al 24 de octubre se celebrará la Cumbre de Negocios que organiza cada año Miguel Alemán Velasco. Esta vez se llevará a cabo en San Luis Potosí y será su quinceava edición. El tema principal es “Definir las opciones para México”, con motivo de los tiempos políticos y económicos que se aproximan, como la definición de candidatos para el 2018 y la conclusión de las negociaciones del TLCAN 2.0.
Ahí estarán los incondicionales de don Miguel Alemán: Carlos Slim, Valentín Diez Morodo, Claudio X. González y algunos de los presidenciales del PRI, como José Antonio Meade, José Narro y Enrique de la Madrid. Incluso, asistirá la columnista Elizabeth Malkin, de The New York Times, el diario que ha traído a sol y a sombra al gobierno del presidente Peña Nieto. ¿Será que Malkin va a moderar el panel sobre corrupción? Si es así, que inviten al debate a don Claudio X. y al Presidente, de una vez. ¿No?

Twitter: @MarioMal.
[email protected]
TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios