Cambios en el gabinete

Mario Maldonado

En enero habrá cambios en el gabinete del presidente Enrique Peña Nieto. Muy probablemente será en la segunda semana del primer mes de 2018 cuando se anuncien los ajustes, cuyo objetivo principal es reforzar la campaña presidencial de José Antonio Meade.

 

Uno de los más importantes es el relevo del secretario de Gobernación, Miguel Osorio Chong, quien tras perder la candidatura presidencial del PRI y lanzarle un dardo envenenado a Meade con la alianza del PES, partido con el que se le identifica, y Morena, buscará una senaduría plurinominal por el PRI.

 

Otro cambio se dará en la Secretaría de Desarrollo Social, con la salida del compadre del Presidente y amigo inseparable en las canchas de golf, Luis Miranda, quien también buscaría una senaduría o una diputación federal por la vía plurinominal. Lo sustituirá una incondicional de Meade, Vanessa Rubio, quien en su momento fue candidata a relevarlo en Hacienda, pero el Presidente se decantó por José Antonio González Anaya, a quien ya le estalló la bomba de la reforma fiscal en Estados Unidos.

 

A propósito de Hacienda, al que le cambiaron los planes fue al subsecretario de Ingresos, Miguel Messmacher, quien era el candidato mejor posicionado para convertirse en el nuevo subgobernador del Banco de México, tras el ascenso de Alejandro Díaz de León. Messmacher es otro incondicional de la dupla Meade–Videgaray y el Presidente planeaba mandarlo como propuesta para integrarse a la Junta de Gobierno del banco central, pero la rápida aprobación de la reforma hacendaria de Donald Trump dio al traste con ese plan.

 

Messmacher se quedará en Hacienda para realizar los ajustes fiscales con los que México va a enfrentar la reforma tributaria de Estados Unidos. El problema de él y de González Anaya es que no son buenos negociadores, aunque su perfil técnico les ayuda a argumentar sus decisiones. El próximo año se vislumbra una dura negociación con la iniciativa privada en materia fiscal. Una muy difícil por ser año electoral.

 

Sin embargo, el Presidente deberá resolver muy pronto quién va a ser el nuevo subgobernador del Banxico, pues el 8 de febrero tendrá su primera reunión de política monetaria del año, donde se decidirá si se aumenta, de nueva cuenta, la tasa de referencia. Lo óptimo es que la Junta de Gobierno del Banxico cuente con los votos de los cuatro subgobernadores y del gobernador, Alejandro Díaz.

 

Otro relevo se espera en la Secretaría de Comunicaciones y Transportes. Lo más probable es que Gerardo Ruiz Esparza sea sustituido por un personaje cercano a Meade, como lo es Sergio Alcocer, quien trabajó con él en la cancillería. Fue su subsecretario para América del Norte y luego intentó ser el rector de la UNAM. Actualmente se desempeña como consejero independiente de la empresa española Iberdrola.

 

El futuro de Ruiz Esparza es incierto, pero podría ayudar a operar la candidatura de Meade tras bambalinas, como lo hizo en Estado de México.

 

Rafael Pacchiano también dejaría la Secretaría del medio ambiente y Recursos Naturales para unirse a la campaña de Meade, junto a su coordinador Aurelio Nuño y en mancuerna con el presidente nacional del PRI, Enrique Ochoa.

 

Alejandra Lagunes, coordinadora de la Estrategia Digital Nacional, ya movió a todo su equipo a la campaña de José Antonio Meade. En la era de las fake news, la estrategia digital del candidato del PRI será muy relevante, por lo que el presidente Peña le confió ese rol a Lagunes.

 

Quien al parecer no está del todo contento con el reacomodo de posiciones el gabinete presidencial es el presidente del PRI, Enrique Ochoa. Primero, porque quería ser el coordinador de campaña de Meade, en lugar de Aurelio Nuño, y ahora porque considera que el precandidato está tomando mucho poder en las decisiones del partido.

 

Asimismo, el escándalo por el desvío de recursos de Chihuahua a las campañas del PRI, presuntamente orquestado por Manlio Fabio Beltrones y su operador Alejandro Gutiérrez Gutiérrez, es visto por algunos miembros del partido como fuego amigo contra el ex líder del partido, y como una clara señal de que para ganar la Presidencia el próximo año, los nuevos cuadros del PRI están dispuestos a desterrar a viejos conocidos.
 

La relación Gutiérrez–Slim. ¿Quién es Alejandro Gutiérrez Gutiérrez, detenido por el delito de peculado agravado por su presunta participación en el desvío de 250 millones de pesos del erario de Chihuahua hacia las campañas electorales del PRI en 2016?

Es uno de los empresarios más ricos de Coahuila. Además de participar en la industria minera, ganadera y agropecuaria, sus negocios se extienden al transporte terrestre y la aviación. Sin embargo, su relación con el magnate mexicano Carlos Sim, con quien ha sido fotografiado en varias ocasiones, es quizá lo que más llama la atención.

De Slim es socio en Minera Frisco, donde Gutiérrez es consejero y accionista. Hasta ahora el dueño de América Móvil no ha dicho nada de su relación con el empresario coahuilense. Tampoco su empresa Frisco se ha deslindado. Veremos si logran acreditarle las imputaciones qué es lo que dice el magnate mexicano de su amigo y socio.

 

 

Twitter: @MarioMal
Correo: [email protected]

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios