AMLO y el pleito con el Grupo Monterrey

Mario Maldonado

Todavía a inicios de 2018, buena parte de los empresarios desestimaban el posible triunfo de Andrés Manuel López Obrador (AMLO); y quienes le daban posibilidades sostenían que no se iba a pelear con la iniciativa privada. “No va a llegar”, decían los primeros. “Ya moderó su discurso”, afirmaban los segundos. Al pasar de los días, sin embargo, han tenido que cambiar de opinión. La abrumante ventaja del candidato de la coalición Morena -PT-PES en las encuestas y el giro en su narrativa sobre temas económicos los ha hecho cerrar filas en contra del político tabasqueño. Algunos lo han expuesto en público, como Carlos Slim, y otros en privado, mediante correos electrónicos enviados a sus empleados, como es el caso de Aeroméxico, que preside Javier Arrigunaga. 

El endurecimiento de AMLO en temas como la reforma energética, el nuevo aeropuerto y el regreso del líder minero Napoleón Gómez Urrutia tiene que ver, en mucho, con el desaire de algunos empresarios a quienes buscó a través de su asesor Alfonso Romo y el maltrato de otros, quienes no sólo apoyan abiertamente al candidato del partido en el gobierno, José Antonio Meade, sino que, considera, lo han menospreciado. 

Uno de los episodios que más molestaron al tabasqueño ocurrió a finales de febrero pasado, durante una gira en Monterrey, Nuevo León, cuna de algunas de las más grandes empresas y fortunas de México. 

Su partido Morena reportó que AMLO se reunió en un hotel de San Pedro Garza con decenas de empresarios regiomontanos a quienes les presentó sus propuestas. La realidad es que ninguno de los capitanes de las firmas más representativas del estado estuvo presente y mucho menos alguien del llamado Grupo Monterrey o Grupo de los 10, donde figuran millonarios como Armando Garza Sada, de Alfa; “El Diablo” José Antonio Fernández, de FEMSA, y Rogelio Zambrano, de Cemex. 

Por si fuera poco, uno de ellos lo enfrentó vía Twitter. Tras un mensaje que López Obrador publicó en la red social, dando cuenta de la reunión con empresarios regiomontanos, el director general de Alfa, Álvaro Fernández, le respondió: “¿Y como a qué empresarios te encontraste?” Luego, ante la réplica de un usuario, agregó: “Sólo pregunto que con quién se juntó. No sé de nadie que se haya visto con él en esta gira en NL. No se vale dejar que diga mentiras”. 

AMLO nunca ha sido bien visto por los empresarios regiomontanos y menos ahora que Alfonso Romo es parte de su campaña. Romo no sólo no tiene acceso al Grupo de los 10, sino que es malquerido en el estado por sus relaciones personales y de negocios. Sin embargo, el desaire caló hondo a López Obrador. Sobre todo porque a inicios de febrero José Antonio Meade fue recibido por el Grupo Monterrey y otros empresarios de renombre, como Juan Antonio González Moreno, presidente de Gruma. 

De igual forma, la semana pasada Ricardo Anaya estuvo de gira en la ciudad. Así como Meade, el candidato de la coalición PAN-PRD-MC fue recibido por todo el Grupo Monterrey. Cenó con Armando Garza Sada, de Grupo Alfa; Rogelio Zambrano, de Cemex; Tomás González Sada, de Cydsa; Sergio Gutiérrez Muguerza, de Deacero; José Antonio Fernández, de FEMSA; Eduardo Garza, de Frisa; Enrique Zambrano, de Proeza; Adrián Sada, de Vitro; Eugenio Garza, de Xignus, y Julián Eguren, de Ternium.

La revancha de AMLO vino al ritmo de cumbia, mediante un video publicado en redes sociales en el que se usa el supuesto estereotipo de una mujer de San Pedro Garza para criticar al PRI y al PAN. Se trata de un contenido en favor de AMLO, parecido al de la “Niña bien”, en el cual salen a relucir los apellidos Garza Sada, dueños de Alfa y muchas otras empresas con intereses, por ejemplo, en el negocio petrolero que abrió la reforma energética. Alfa, a través de su filial Newpek, ha ganado varios contratos para explorar y explotar pozos petroleros en México, mientras que otra empresa perteneciente a la familia Garza Sada, Jaguar Exploración y Producción, también obtuvo bloques en las rondas de licitaciones que llevó a cabo el gobierno federal. Tampoco parece ser coincidencia que tras el ‘desaire’ del Grupo de los 10, AMLO haya vuelto a la carga contra la reforma energética con declaraciones como que “si no conviene a los intereses del pueblo de México iniciarán un proceso de modificación a las leyes”. 

Otros empresarios que participan en el negocio energético y que han ganado licitaciones en las rondas petroleras son Carlos Slim, Germán Larrea y Alberto Baillères, los tres hombres más ricos de México. Con ellos, AMLO también está de pleito en este y en otro frente: el negocio minero. La intención de regresar al líder minero Napoleón Gómez Urrutia de su auto exilio en Canadá y convertirlo en senador federal los ha puesto de puntitas. 

Es una afrenta contra los empresarios, aunque el tabasqueño diga que todo es peace AMLOve. 

Va TLC con UE. Confirmado. El presidente Enrique Peña Nieto aprovechará la feria de Hannover Messe, en Alemania, para anunciar que México llegó a un acuerdo con la Unión Europea para modernizar su Tratado de Libre Comercio. El presidente mexicano y la canciller Angela Merkel encabezarán las ceremonias de inauguración el próximo domingo y ahí se daría el anuncio. Industrias mexicanas como la láctea han expuesto que las diferencias en temas de reglas de origen no se han zanjado, pero al gobierno federal le urgen buenas noticias en materia comercial, sobre todo en el contexto de la renegociación del TLCAN. 
 

Twitter: @MarioMal.
Correo: [email protected]
TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios