Crónica de una muerte anunciada

Jorge León

La crisis madridista ya lleva muchos años provocada por su presidente

En la Casa Blanca todo el mundo llora, pero quien seguramente no, es el presidente, Florentino Pérez, quien nos ha demostrado que nunca entendió los valores y la filosofía del Real Madrid.

Su mandato, lleno de destrucción, con el maltrato a los referentes y estandartes blancos, como Raúl, Iker Casillas y —el más reciente— Cristiano Ronaldo, lo ha dejado en claro.

Si bien es cierto, se consiguieron cosas importantes, como el tricampeonato de Champions de la mano de Zinedine Zidane, siempre estuvo enfrascado en malas decisiones, que atentan contra un equipo grande y trascienden al odio de los demás aficionados al futbol.

Hoy, el Madrid designa al Indiecito Solari, después de ese 5-1 en la casa del Barcelona y sin Lionel Messi. Antonio Conte sonaba para el banquillo y se decidieron por alguien de casa, quien —por el vestuario— es considerado como oreja del presidente y no es del agrado de muchos.

La crisis madridista ya lleva muchos años, provocada por su presidente, quien llevó al banquillo a alguien que estaba concentrado en el Mundial, con la selección de España.

Hoy se siguen pagando esas malas decisiones de alguien que puede ser considerado nefasto por muchos, dando siempre de qué hablar, trayendo a un portero cuando no se necesita, llevando a la banca a Keylor Navas, quien tanto ha dado al club.

Se  deben  rescatar esos valores de los que siempre habla Emilio Butragueño y no sólo sustituir al que ocupa el banquillo, sino la presidencia. 

@abogadopateador

Comentarios