Suscríbete

¿Adiós al Club Puebla?

Jorge León

En al año 2015 la familia López Chargoy, actual propietaria del conjunto camotero, se negó a pagar una licencia para usar la marca CLUB PUEBLA al ex propietario del club, Ricardo Henaine. En este mismo año comenzó la disputa para frenar el uso de las denominaciones Ponte la Franja, Club de Futbol Puebla FC, La Franja Puebla Futbol, La Franja, Camoteros y Camoteros del Puebla.

El cambio de propietarios del antes llamado Puebla Futbol Club, ha traído consigo una serie de problemáticas legales, entre las cuales se ha visto involucrado incluso la titularidad del nombre, que como cualquier otro, es considerado una Marca: Club Puebla.

En al año 2015 la familia López Chargoy, actual propietaria del conjunto camotero, se negó a pagar una licencia para usar la marca CLUB PUEBLA al ex propietario del club, Ricardo Henaine. En este mismo año comenzó la disputa para frenar el uso de las denominaciones Ponte la Franja, Club de Futbol Puebla FC, La Franja Puebla Futbol, La Franja, Camoteros y Camoteros del Puebla.

El pago por la autorización para poder utilizar los nombres que exigía Henaine se debe a que son marcas registradas, y es algo que contempla la ley: cuando un tercero haga uso de un signo distintivo que se encuentra registrado, deberá en principio contar con la autorización del titular, en este caso Ricardo Henaine, así como pagar por una licencia de uso, bajo el costo que determine el titular.

En mayo de 2017, la familia Chargoy había logrado recuperar el nombre y el escudo original del conjunto poblano, pero después de presentar varios recursos, e incluso se dice que un amparo, se obtuvo la sentencia definitiva que le da prioridad sobre las denominaciones.

Aunque se desconoce a plenitud el procedimiento desahogado ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), encontramos que existen diversos registros de marca en trámite, cuya titularidad corresponde a: RICARDO HENAINE MEZHER.

Dado que los registros continúan en trámite, aún es incierto sí la familia Chargoy litigará el registro de marca o solamente hará caso omiso y quedarán obligados a buscar uno nuevo para el clausura 2018. Sin olvidar que la última palabra es del Instituto mencionado.

A pesar de que se ha solicitado el registro de otras marcas, aún no ha sido otorgadas por el IMPI que concede el uso exclusivo de una denominación, es decir que se encuentran en procedimiento de registro, y hay otras, incluso que han no han sido renovadas.

Tanto por las solicitudes de registro de marca, como por los registros sin vigencia, podemos pensar que los Chargoy concurran más recursos legales para buscar hacerse del nombre, la marca.

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios