Se encuentra usted aquí

Más dudas que certezas

Porque hoy, el problema ya no pasa por la falta de contundencia en este conjunto, hoy, esto se ha vuelto más grave de lo que cualquiera pudiera pensar.
Más dudas que certezas
11/06/2018
00:00
-A +A

A pesar de que la Selección Mexicana, en su último partido de preparación antes de hacer su debut en la Copa del Mundo de Rusia, mostrara cierta mejoría en el primer tiempo contra Dinamarca, con un cuadro que se vio mucho más competitivo, intentando apretar desde la salida a su rival, por algunos lapsos tocando de mejor manera la pelota —e incluso— generando un mejor futbol de lo que le habíamos visto últimamente, sigue padeciendo en ciertas zonas del terreno de juego, como por ejemplo en defensa, donde se sigue sin encontrar la solidez suficiente —que seguramente— se va a requerir ante el seleccionado alemán, el próximo 17 de junio, o la generación de juego ofensivo que poco a poco los lleve a terminar las jugadas, que en los últimos encuentros tampoco han sido muchas las que se han creado. 

Porque hoy, el problema ya no pasa por la falta de contundencia en este conjunto, hoy, esto se ha vuelto más grave de lo que cualquiera pudiera pensar. 

Ya que a tan pocos días de iniciar la justa mundialista, no se cuenta con un juego de conjunto, no se tienen llegadas claras, se intenta poco el disparo de media distancia y lo peor, es que no se genera futbol ofensivo que ponga pelotas en el área rival, buscando que aparezca el 9 para empujarlas.

Este equipo tricolor se ha vuelto muy predecible a la hora de tener el balón y de buscar el marco contrario. La falta de creatividad cuando se tiene posesión del esférico, para abrir la zona baja del adversario, es en lo que tendría que trabajar Juan Carlos Osorio, junto con la parte mental de esta Selección, que cuando ha tenido que enfrentar a equipos de mejor nivel futbolístico, ha quedado a deber, y bastante, al grado que cuando se ha visto abajo en el marcador, no ha podido levantarse. 

Este combinado tricolor, parecería no dar alguna esperanza a los millones de aficionados que seguramente están con la ilusión de que se pueda hacer un gran Mundial y que finalmente, se pueda llegar más lejos que en cualquiera de las ediciones anteriores, en donde los mexicanos, no han pasado del famoso cuarto partido cuando se ha jugado fuera de nuestro país. 

Ojalá que en estos días previos, la Selección alcance el nivel soñado y la concentración que se requiere, para encarar un torneo de tal envergadura.