Se encuentra usted aquí

Es la hora del Tricolor

Condenando lineas
02/07/2018
00:20
-A +A

Después del día más importante para nuestro país, en el que salimos a votar y a elegir lo mejor para nuestro territorio, llegó la hora para que la Selección Mexicana se juegue su pase a los cuartos de final en la Copa del Mundo Rusia 2018.

A pesar de haber venido de más a menos en lo futbolístico, el cuadro dirigido por Juan Carlos Osorio ya nos demostró que en esta escuadra existe la calidad suficiente para pelearle de tú a tú a cualquiera. Desafortunadamente, en el último encuentro —ante Suecia— se sembraron muchas dudas por el bajo desempeño, pero hoy todo lo anterior se borra y es momento de pelear con mucha concentración, dinámica e intensidad cada pelota, porque enfrente estará un equipo que maneja muy bien el esférico.

La historia sólo juega en la mente de los que seguimos este deporte, porque dentro del terreno de juego, todo queda de lado y en 90 minutos o más, las cosas pueden cambiar si uno hace lo que se ha venido trabajando y lo realiza a la perfección.

En estos duelos, es fundamental la preparación física y, en el cuadro tricolor, hemos podido ver que —en este renglón— se ha trabajado de una manera extraordinaria.
En este tipo de partidos con eliminación directa, hemos visto que los favoritos se han quedado en la orilla por algún tipo de error o de desconcentración, y también porque las distancias entre los de arriba y los de abajo se han ido recortando.

Me encantaría que México saliera con la mejor versión de futbol, la que le vimos por momentos contra Alemania y que nos pueda regalar otra alegría tan grande al vencer a la selección brasileña. Claro que el pentacampeón es favorito, pero al otro lado de la cancha estará un equipo con una idea muy clara en la mente, que es la de poder hacer historia en este Mundial, y eso lo hace más peligroso.

Ya lo vimos con selecciones como España y Portugal, que —siendo favoritas— se han quedado afuera de este torneo, porque se encontraron con dos equipos convencidos de ganar y que, con base en mucho corazón, sacaron adelante lo que se propusieron y nos demostraron también que se pueden ganar los juegos sin tener la mayoría del tiempo la pelota y que, defendiendo bien, se puede triunfar en la eliminatoria.

Con los españoles quedó claro que, cuando las cosas no inician bien, no pueden terminar mejor y ayer quedaron eliminados en penaltis.

Ahora sí estamos viviendo los mejores momentos en la Copa del Mundo y esperemos que los sueños de los que tanto se ha hablado en el interior del equipo tricolor, los sigan llevando a otra ronda en este campeonato.

Comentarios