Se encuentra usted aquí

Mujeres mexicanas: algunas cifras espantosas

19/09/2017
01:50
-A +A

Basta. Me rebelo contra la frase-idea “la gente de México es maravillosa”. ¿Cómo decir eso de un país en el que el maravilloso hombre mexicano acostumbra maltratar maravillosas mujeres mexicanas porque se le da la regalada gana?

En 2016, el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) difundió los resultados de la “Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares” (Endireh, en línea). Ahí se encuentra la estadística sobre “violencia por tipo de ámbito entre las mujeres de quince años o más a lo largo de su vida”. Algunas cifras:

Porcentaje de mujeres que sufrieron algún tipo de violencia: 66.

En el ámbito escolar: 25.3

En el laboral: 26.6

En el comunitario (calle, mercado, transporte, etc.): 38.7

En el familiar: 10.3

A manos de su pareja: 43.9

De acuerdo con el estudio, los estados de la maravillosa República Mexicana más violentos con las mujeres de 15 años o más son, porcentualmente, la CDMX (79.8), el EDOMEX (75.3), Jalisco (74.1) y Aguascalientes (73.3).

Los estados en los que son las parejas de esas mujeres quienes más las violentan son, porcentualmente, el Edomex (53.3), la CDMX (52.6), Aguascalientes (49.8) y Jalisco (47.4).

En otras estadísticas generadas por la Endireh y avaladas por Inmujeres, en 2016, hay más datos espantosos:

Mujeres que declaran haber sufrido violencia de cualquier tipo: 8 millones 367 mil.

Porcentaje de mujeres que ha sufrido algún tipo de agresión sexual al andar por la calle: 40.

Porcentaje que se han sentido “intimidadas”: 92.

Porcentaje de obreras que han sufrido violencia laboral: 44.7.

¿Quiere más? Sale:

Mujeres por grupos de edad que en los últimos doce meses han sufrido a manos de su pareja “al menos un incidente de violencia física”: un millón 570 mil;

De violencia sexual: 705 mil;

De violencia económica: 4 millones, 300 mil;

De violencia emocional: 6 millones 800 mil.

El grupo de edad más violentado en los cuatro casos es el de las mujeres de 50 años o más. (Hasta ahí el mito de la madrecita mexicana.)

En la encuesta del Endireh de 2011, hay otras cifras espantosas que se relacionan con lo anterior: porcentaje que dijo que “una esposa debe obedecer a su esposo en todo”: 16.8. Y porcentaje de mujeres que dijeron que la violencia casera “es un asunto de familia y ahí debe quedar”: 29.

Y conste que todo esto es sólo sobre mujeres mayores de quince años… ¿qué pasaría si se incluyera a las menores? Porque según el estudio Feminicidio en México. Aproximación, tendencias y cambios (2011, en línea), una cuarta parte de los feminicidios en México tienen como víctimas a menores de 15 años (y 9% de esa cuarta parte son niñas de entre 0 y 4 años).

¿Extraña que la cifra espantosa subsecuente (ahora aportada por la OCDE en 2009) resulte de cuando esa violencia casera se traslada a las escuelas? De 23 países estudiados, México tiene el peor lugar en aprovechamiento, pero el primero en violencia: el 69% de los adolescentes y el 47% de los maestros han sufrido bullying; en 56% hay robos y en 51% se consumen drogas y alcohol...

El desprecio a la ley —comenzando por quienes están a cargo de velar por ella— y el consecuente auge de la impunidad erradican de nuestro país, cada día más, la noción del bien común. Y la violencia intrafamiliar, que victimiza sobre todo a las mujeres y a los niños, incuba la violencia criminal entre los machos.

¿Podrá revertirse?

Un país que tiene en tan alta estima esa canción en la que un beodo berrea que “mi palabra es la ley”, y cuyos políticos y fiscales son los primeros en entonar briosamente, dejó de ser maravilloso. La única esperanza que queda: entender que la ley es palabra de todos y, en especial, la de todas.

 

Guillermo Sheridan (1950) es investigador en la UNAM y periodista. Ha publicado varios libros académicos sobre la cultura mexicana moderna, en especial sobre su poesía. Su trabajo como periodista ha...
 

COMENTARIOS