Se encuentra usted aquí

El PND y la transformación de la economía

10/05/2019
07:00
-A +A

El 30 de abril la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión recibió el Plan Nacional de Desarrollo (PND) 2019-2024. La presidencia de la mesa directiva turno el documento a un número importante de comisiones para proceder a su discusión. Es la primera vez que la aprobación del PND incluye al Congreso de la Unión a través de la Cámara de Diputados. Es una posibilidad de realizar un ejercicio de parlamento abierto para tener en cuenta las consideraciones que presentan diversos grupos sociales sobre las tareas prioritarias del Estado durante la actual administración federal.

El PND puede ser entendido como la hoja de ruta de la gestión gubernamental actual que se plasmará cada año en los ejercicios presupuestales que se aprueban por el Congreso de Unión y se ejercen por el Ejecutivo Federal. Por tanto, no es un documento más, principalmente cuando se está convocando a una profunda transformación de la vida nacional, a un cambio radical en el comportamiento de la economía que haga posible el crecimiento económico con bienestar social. Teniendo en cuenta ese punto de vista en el documento enviado a la Cámara de Diputados se destaca que un plan nacional de desarrollo expresa la parte del pacto social que le corresponde cumplir al gobierno. Por ello, en el PND 2019-2024, como se establece en el texto, debe recogerse el cambio de paradigma aprobado en las urnas el 1 de julio de 2018 y ese cambio incluye el del concepto mismo de desarrollo.

Se sostiene que se trata de crear una economía para el bienestar. En ella, como se destaca en el documento, el objetivo de la política económica no es producir cifras y estadísticas armoniosas sino generar bienestar para la población. El bienestar y el desarrollo consideran los ámbitos de la seguridad ciudadana, el respeto a los derechos humanos, la garantía de empleo, educación y salud y la construcción de una democracia participativa. Todos son aspectos considerados en el PND que deben precisarse, estableciendo la ruta para la construcción de instituciones  que les den garantía de continuidad. Pero también es imprescindible contar con una activa acción estatal que privilegie las políticas sociales y propicie la distribución del ingreso. En el PND se destaca que para edificar el bienestar de las mayorías se requiere de una fuerte presencia del sector público en la economía y que la intervención estatal es imprescindible en tanto es la condición para moderar las enormes desigualdades sociales en las que desemboca de manera inevitable una economía de mercado sin control alguno.

Los programas sociales enfocados a diversos grupos sociales, como el de los adultos mayores, o el de becas para que los jóvenes estudien o el de jóvenes para que reciban capacitación laboral mitigan la desigualdad social, generan condiciones para la inclusión social. Sin embargo, el tema sustantivo es el cambio en la economía para que los egresados de las preparatorias y de las universidades encuentren trabajo formal y para que los que reciban capacitación laboral mantengan empleos formales. Ambos grupos con salarios dignos y de esta manera se sienten las bases a futuro para alcanzar pensiones dignas con el trabajo realizado a lo largo de una vida productiva. Para ello el punto clave es alcanzar un mayor crecimiento económico, la meta de 6% establecida en el PND es imprescindible, para incrementos mayores. Sin duda, se debe construir un crecimiento económico incluyente, con instituciones que propicien la mejor distribución del ingreso, la inclusión social a partir de incrementos sostenidos y notables en los salarios.

Una de las discusiones centrales del PND debe concentrarse en establecer los medios para alcanzar el crecimiento del PIB de 6%. Cuánto debe incrementarse la formación da capital en general y cuanto la pública y de ser posible en qué áreas. Qué medidas deben establecerse en materia de política industrial para propiciar una ampliación y diversificación del mercado interno y a partir de ello de las relaciones económicas con el exterior. Cuáles son las actividades productivas que pueden impulsarse para lograr capacidad de crecimiento endógeno y sumar valor a las exportaciones. El PND debe considerar las políticas económicas a ejecutar en estos ámbitos, de manera que en los años siguientes las decisiones sobre el gasto público las tomen en cuenta y los más diversos actores sociales tengan claridad de las tareas colectivas que se deben ejecutar para alcanzar el cambio fundado en el bienestar de la población.
 
Departamento de Economía, Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Iztapalapa
Twitter: @GregorioVidalB

Departamento de Economía Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Iztapalapa [email protected]

Comentarios

 
 

MÁS EN OPINIÓN