Pobres Chivas, son víctimas de sus mentiras

La afición del Guadalajara no se merece episodios como los que ha presenciado en las últimas semanas
18/01/2018
00:30
-A +A
Terrible escuchar al entrenador del Guadalajara declarar una serie de contradicciones y frases que suenan más a grilla barata, que terminan por demostrar que los responsables de que este equipo no se haya reforzado como debía por segundo torneo consecutivo, buscan salvar su pellejo y echarle la culpa al otro.

Desde uno de los escritorios al campo y viceversa. La afición del Guadalajara no se merece episodios como los que ha presenciado en las últimas semanas, en los que estos personajes han hecho de todo, menos ponerse a trabajar por el bien de un equipo que después de festejar su título número 12, ha ido de fracaso en fracaso, en gran medida por la terquedad de estos dos individuos.

Lo mejor sería, entonces, que Jorge Vergara vuelva a dar un manotazo en la mesa y se vayan los dos. Porque como se han comportado hasta el momento no le sirven al dueño del equipo para levantarlo.

Y que Almeyda no se quiera hacer la víctima con su discurso de que no le trajeron los refuerzos que pidió y que si siguió como técnico del equipo fue por la esperanza y el cariño que le tiene. Que no nos venga con esas cosas, cuando también ha sido cómplice de los malos manejos en el trabajo previo a los dos últimos torneos, al fungir como un manager general.

Y si se quedó con el equipo, por supuesto que lo que menos espera la afición es que luche por un puesto en la Liguilla con lo que tiene, eligió o le dejaron. Eso ya no importa en estos momentos, Almeyda y la directiva se volvieron a equivocar, quedaron cortos en cuanto a las expectativas y con lo que tienen en las manos tendrán que buscar no volver a fracasar y ser la burla de los demás equipos.

Porque como van las cosas, no está lejos el día en que Vergara se canse de los mensajes de culpabilidad que este par se manda a través de los medios de comunicación y se vayan los dos.

El Guadalajara no necesita de pretextos baratos y disputas con las que le dan golpe tras golpe a la grandeza de una institución que requiere una vez más de su propietario para poner orden.

Y que tampoco exagere el entrenador de Chivas. El torneo todavía no está perdido, van dos fechas, como para que haga un drama como el de ayer y se comience a flagelar por la falta de refuerzos. Mucho menos, para que intente convencer a la afición de que es una víctima de las circunstancias, pero buscará ser el héroe ante la adversidad... por favor. La afición quiere compromiso y profesionalismo, que dejen atrás los chismes baratos y que se pongan a trabajar como deben.

@gvlo2008

[email protected]

Gerardo Velázquez de Léon
Con más de 20 años de experiencia en medios de comunicación, es uno de los periodistas más críticos y directos en el deporte. Auténtico y con la firme convicción de decir la verdad.

Comentarios