Se encuentra usted aquí

Circunstancias del futbolista moderno

De hecho, se ha puesto en riesgo el futuro no sólo de la Selección
Circunstancias del futbolista moderno
09/02/2019
00:30
-A +A

No por mucho madrugar amanece más temprano y “no por jugar en el extranjero, significa que eres el mejor”. El cambio de generación y pensamiento es contundente; hemos pasado de Luis Pirata Fuente en el 34 y Hugo Sánchez a partir de 81, a ver en el mismo equipo español, el Real Betis de Sevilla, a Guardado y Lainez. Haciendo la diferencia entre el pasado y el futuro de nuestro futbol, ellos son el presente.

La vida hoy nos permite aplicar la teoría de los números, en donde la premisa que se sostiene es que hay un solo tiempo.

Vemos el pasado porque está ralentizado; el presente porque lo tenemos aquí y ahora y el futuro no lo podemos ver porque pasa muy rápido frente a nosotros, pero los tres pasan al mismo tiempo. Adiós confort. De hecho, se ha puesto en riesgo el futuro no sólo de la Selección, sino de la materia prima que son quienes juegan y ven truncadas sus posibilidades de hacer del futbol una profesión con la 9/9.

Sigue pues, emigrar, pero esa condición también ha cambiado, porque ya hay necesidad de buscar trabajo fuera de México y en el futbol hay límite para extranjeros y no se puede competir en igualdad de circunstancia sin tener un pasaporte comunitario. Jugar como extranjero en una liga como la española, que limita a tres el número posible, es más que difícil. Poco sabíamos de acuerdos internacionales entre países americanos y europeos, pero por supuesto que la política exterior mexicana, que pocos consideran, limitó la relación de trabajo con el viejo continente.

Un mexicano no podía tener dos nacionalidades, había que renunciar a cualquier otra que por derecho teníamos, lo que es por supuesto una causa velada del porqué ese nacionalismo mal entendido, resulta también una limitante.

¿Por qué vemos jugadores africanos en Europa si son extranjeros?

Una respuesta es que existe el tratado de Cotonú entre países de África, Caribe y Pacífico y la Unión Europea, solo así se explica al Granada de Ochoa alineando un futbolista nacido en España y 1o que no, sin romper la regla.

México, 50 años, limitó el emigrar volteando únicamente a Estados Unidos y es un renglón pendiente esto de la política exterior mexicana y los acuerdos con países europeos que por supuesto que abriría la posibilidad a nuestros futbolistas de trabajar, ya no sólo pensando en competir, que por supuesto es un fundamento en el futbol.

El rubro emigrar a Europa, es un renglón pendiente de la política exterior mexicana y hay que trabajar en buscar acuerdos. El futbolista mexicano debe prepararse más y esa preparación lo va a llevar a una mejor competencia.

En las líneas que a partir de hoy pueda escribir desde Europa para EL UNIVERSAL Deportes, pretendo ser objetivo y mostrar el otro lado del futbol, la parte humana, el fondo. Por años se ponderó el arraigo, pero los mexicanos tenemos la necesidad de jugar fuera de nuestro país con la misión de poder llegar al éxito que toda persona anhela, sin importar a qué se dedique. No sólo se trata de entrenar el cuerpo y la técnica, sino estudiar idiomas, por ejemplo francés, holandés e inglés, hasta en eso, un nuevo orden indispensable. 

[email protected]

Comentarios