Se encuentra usted aquí

AMLO ya le bajó 20 mil millones de pesos al costo de Texcoco

22/10/2018
02:10
-A +A

Los encargados de la construcción ya echada a andar del nuevo aeropuerto en Texcoco han estado haciendo números. La presión del presidente electo Andrés Manuel López Obrador ha servido para que se revise el proyecto diseñado por los arquitectos Norman Foster y Fernando Romero con una misión bastante clara: volverlo más barato.

Cosas tan sencillas como modificar el tamaño de los vidrios para que puedan fabricarse en México, cambiar los materiales de piso y techo para que en vez de tener que ser importados sean nacionales, que no es otra cosa sino hacerlo menos lujoso y echar mano de proveedores de nuestro país para que este megaproyecto sirva también para impulsar el mercado interno, empiezan a generar ahorros importantes que pueden darle discurso al mandatario entrante.

Hace un mes y medio publiqué en estas Historias de Reportero que el nuevo gobierno había encontrado la forma de ahorrarse 3 mil millones de pesos del proyecto del nuevo aeropuerto en Texcoco. En el transcurso de este tiempo la cifra ha aumentado significativamente:

Según me reportan fuentes de primer nivel del equipo que está haciendo esa nueva terminal aérea, la cifra de ahorros ya ronda los mil millones de dólares, es decir, aproximadamente 20 mil millones de pesos.

Esto tiene una lectura política de la que puede echar mano el presidente electo para justificar la opción Texcoco: la presión de AMLO ya ahorró 20 mil millones de pesos al proyecto y además está garantizando que no se va a usar un solo centavo del presupuesto.

El temor a que se cancele el proyecto y la preocupación por la imagen que pueda mandar México a los mercados financieros internacionales los tiene trabajando a marchas forzadas para recortar la inversión prevista en el nuevo aeropuerto y también acelerar su construcción.

Según los últimos datos hechos públicos por el presidente electo López Obrador, la obra lleva un avance del 20%. De acuerdo con los responsables del proyecto, este porcentaje llegaría al 35% si se toma en cuenta todo aquello que se está construyendo para el aeropuerto, pero fuera del terreno mismo (como las piezas de acero que requiere la megaobra), cosas que ya están hechas pero que hay que llevarlas aún a Texcoco y ensamblarlas en el momento que corresponda según el plan de los ingenieros.

Desde mi punto de vista, la consulta que arranca en tres días está diseñada para que suceda lo que el presidente electo quiera. Con boletas falsificables, con posibilidad de que se reimpriman, sin representantes de casilla, con organizadores que están a favor de una de las opciones, con reglas que cambian día a día, la mesa está puesta para que más que consulta sea la primera elección de Estado del gobierno de Andrés Manuel López Obrador si así lo quiere él. Así que cualquiera que desee participar debe acudir no pensando en que existe un andamiaje institucional que cuide su voluntad expresada en el voto, sino con una enorme dosis de fe en que el gobierno entrante se va a portar bien (hay mucha gente que la tiene).
 

SACIAMORBOS.— El 15 de agosto en estas Historias de Reportero puse que el nombramiento del futuro director de Pemex en el gobierno de AMLO no había gustado a los mercados y expliqué que la pura decisión había costado a la paraestatal 500 millones de dólares. Luego vino la declaración del presidente electo sobre las ventas petroleras al extranjero, en medio de la incertidumbre por el aeropuerto, y tan tan: la calificadora Fitch puso en perspectiva negativa a Pemex.

 

[email protected]

Carlos Loret de Mola
Carlos Loret de Mola nació en Mérida, Yucatán, México, en 1976. Tiene una licenciatura en Economía por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM).