Telcel, regresa la pesadilla

Alberto Barranco

Incierto aún el desenlace de una resolución de la Suprema Corte de Justicia que obligaba a la Comisión Federal de Competencia Económica a reabrir un expediente contra Telcel bajo cargos de reincidencia en prácticas monopólicas relativas, regresó la pesadilla para la telefónica móvil al amparo de una ténue rendija de la Ley Federal de Telecomunicaciones

El Tercer Tribunal Unitario Civil dictó una sentencia que le obliga a la firma estelar de América Móvil a indemnizar a la competencia por sobrecargos en materia de tarifas de interconexión.

El periodo a revisar alcanza seis años, del 29 de junio de 2006 al 30 de abril de 2012.

Aunque a la empresa hegemónica le queda aún la posibilidad de un amparo ante un Tribunal Colegiado de Circuito, de rechazarse su solicitud se enfrentaría a un cargo similar a una multa que había librado en 2012 a cambio de un pliego de obligaciones pactado ante la Comisión Federal de Competencia Económica.

Esta se había tasado en 11 mil 900 millones de dólares, equivalentes a 1.9% de la facturación anual de la firma de telefonía móvil.

El asunto se desahogó en medio de un escándalo. Hete aquí que habiendo llegado a un empate entre cuatro comisionados, dada la excusa del quinto aduciendo incurrir en un conflicto de interés, la multa se impuso por el voto adicional “de calidad” del entonces presidente del organismo, Eduardo Pérez Motta.

Este fue acusado por Telcel de actuar con parcialidad, dado que había ofrecido una declaración a los medios en la que anticipaba su voto favorable a la mega pena pecuniaria.

La acusación concreta hablaba de que la firma telefónica habría incurrido en una práctica conocida como “on-net”, es decir facilitó la comunicación entre usuarios de su marca vía descuentos en relación con lo que se cobra a otras empresas por terminación de llamadas, a lo que Telcel respondía que se trataba de una práctica común en el planeta.

El caso es que la firma logró esquivar la multa al comprometerse a abatir las tarifas de interconexión desde 95 centavos por minuto a 36.18 en 2012, para aterrizar a sólo 30.94 en el primer trimestre de 2014.

En la votación del acuerdo no se le permitió participar a Eduardo Pérez Motta.

El caso es que ahora, tras una denuncia de la firma Total Play se está reclamando ir hacia atrás, es decir devolverle a las empresas competidoras lo que se les cobró en exceso de 2006 a 2012.

El caso había vuelto al escenario en 2015, vía una resolución de la segunda sala de la Suprema Corte de Justicia en la que se exigía reabrir el expediente bajo cargos de reincidencia de la empresa telefónica.

Esta fue dictada con el voto favorable de tres de los cinco ministros integrantes de la sala.

El problema es que el documento apunta a la Comisión Federal de Competencia Económica, quien para entonces ya no tenía jurisdicción en cuestiones relacionadas con firmas de telecomunicaciones, pasándose la estafeta al Instituto Federal de Telecomunicaciones.

En la confusión, la sentencia está en el aire.

Revive la pesadilla.

Balance general. El fracaso en que derivó la posibilidad de que Canadá se incorporara al acuerdo mercantil México-Estados Unidos, lo que habría mantenido el escenario trilateral, coloca en un embrollo a la Casa Blanca de cara al Congreso.

De actuar con rigor la fracción demócrata en el Senado, no le haría válida la posibilidad de la figura que permite el sí o no a la negociación con nuestro país sin enmienda posible, dado que la prebenda se pactó para un escenario de tres.

De llegarse a tal estadio o de aceptarse a que fuera del tiempo de 60 días previos a la entrega del documento se hagan enmiendas por la incorporación tardía del país de la hoja de arce, el plazo de aprobación podría alargarse varios meses.

El documento, en el caso de México, se entregaría a las 18 horas del viernes en el Senado, vía el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, pero se aplazó.

Los obstáculos para la firma en Canadá eran la pretensión de Estados Unidos de abrir el comercio de lácteos y la exigencia de desaparecer el capítulo 19 del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, relativo a la construcción de un mecanismo arbitral para solución de controversias.

Barbas a remojar. Urgidas por el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, las empresas ganadoras de contratos para explorar y explotar petróleos a agilizar sus compromisos de inversión ante la necesidad de incrementar la plataforma de producción, éstas se quejaron de burocratismo.

Según ello, existe un embudo en materia de permisos por parte de la Comisión Reguladora de Energía, la Comisión Nacional de Hidrocarburos y la Comisión de Seguridad, paradójicamente las instancias creadas para facilitar las tareas.

De cara a las transnacionales involucradas, el presidente electo reiteró que se revisarán los contratos, pero sin ánimo de cancelar o modificar lo pactado, a menos que se detecten irregularidades o ventajas que atenten contra la equidad.

Optimismo con pinzas. En la antesala de la Cumbre Automotriz a celebrarse el 6 y 7 de noviembre en Monterrey, los participantes hablan de un pronóstico “cautelosamente optimista”. Se vaticina un crecimiento de 2.8% del mercado, en un escenario en que el del país en general llegaría a 2%.

El documento-base para los trabajos de los foros se titula “Perspectiva de la industria Automotriz en México 2018-2019”.

Entre los obstáculos que se plantean están el nuevo escenario tributario de Estados Unidos y el marco del acuerdo bilateral mercantil.

Se reconoce, sin embargo, que el mercado nacional registró en siete años, de 2009 a 2016, un crecimiento continuo, cayendo el año siguiente 4.6%, por más que creció la producción de vehículos ligeros.

Bonos de deuda. Quien acaba de colocar una emisión de Certificados Bursátiles Bancarios por 2 mil 500 millones de pesos es el banco Compartamos, filial del grupo Gentera.

El plazo de amortización de los papeles es de cuatro años, con una tasa variable equivalente a la TIIE (Tasa de Interés Interbancaria de Equilibrio) más 42 puntos base.

La demanda alcanzó los 5 mil 300 millones de pesos.

Figuras mundiales. En los próximos días, en el marco de la Executive Protection Summit 2018, estarán en el país los máximos expositores del ramo a nivel mundial.

Estamos hablando de Dave Grossman, Ed Calderón y Juan Checo.

Organizado por Pablo Ortiz Monasterio y Gonzalo Senosian, al evento acuden 150 profesionales entre directores de seguridad, administradores de protección ejecutiva, personal operativo y de protección, además de empresarios de seguridad.

El evento se realiza en la Ciudad de México.
 

 

Comentarios