“Nuestro Planeta”: las consecuencias del caos climático

Solange Márquez

“Durante la mayor parte de la historia, el ser humano ha tenido que luchar contra la naturaleza para sobrevivir [ahora] comienza a darse cuenta de que, para sobrevivir, debe protegerla”. Jacques Cousteau.

En 1956 se estrenaba “El mundo del silencio”, el documental del explorador Jacques Cousteau que mostraba las maravillas del océano con su gran diversidad y sus cientos de colores. El capitán era un aventurero convencido de la necesidad de mostrar a la humanidad las maravillas de la naturaleza y la tremenda importancia de proteger lo que tenemos.

Abril 2019.Inundaciones, hundimientos, vientos, huracanes, heladas. Es una primavera atípica para el hemisferio norte con temperaturas por encima del promedio. Alaska por ejemplo presentaba a finales de marzo, temperaturas hasta 10 grados farenheit por encima del promedio.

El cambio climático es, sin lugar a dudas, el problema más grave que enfrenta la humanidad, uno que pone en riesgo nuestra propia subsistencia. Las señales más evidentes están por todos lados: calor extremo, heladas y fenómenos meteorológicos extremos como el ocurrido hace unas semanas en el Noreste de África, pero hay otras señales que casi no se ven y sin embargo, tienen igual o aún mayores consecuencias desastrosas para nuestra sobrevivencia: el blanqueamiento de los corales.

En 2012 buceamos en la Gran Barrera de Coral, un paraíso indescifrable de vida y colores hoy amenazado por el blanqueamiento. En aquel año aún no se notaban los efectos del blanqueamiento, hoy se calcula que de los 2600 kilómetros de extensión que tiene la Gran Barrera, la mitad ya está muerta con muy pocas esperanzas de recuperación, especialmente si a nivel mundial seguimos sin reducir emisiones contaminantes a la atmósfera.

Hace unos días se estrenó “Nuestro Planeta”, la nueva serie de Netflix que te pondrá a pensar sobre el impacto que tienen tus acciones y tus decisiones en el planeta, pero principalmente te mostrará de manera cruda las consecuencias del cambio climático. Duele ver lo que estamos haciendo a todas las especies del planeta. En una de las imágenes más tristes cientos de morsas caen por un acantilado. Apiñados, estos mamíferos intentan encontrar un espacio para descansar en las filosas rocas hoy desprovistas de hielo debido al cambio climático.

Más de 60 años después del maravilloso mundo del Capitan Cousteau que mostraba las maravillas del planeta, los seres humanos nos ponemos cara a cara con la destrucción que hemos creado. Nuestro enorme egoísmo nos ha hecho creer que somos indestructibles. Estamos tan expuestos a la extinción como las miles de especies a las que hemos puesto en peligro por nuestra irresponsabilidad. Para la gran mayoría, lo más sencillo es cerrar los ojos y hacer como que no pasa nada. Preferimos continuar con nuestras cómodas vidas creyendo erróneamente que la explotación irracional de nuestro planeta puede continuar, pero la Tierra tiene un límite.

Cuando el hombre pisó por primera vez la Luna, aquellos valientes astronautas enviaron las imágenes más hermosas que jamás se habían visto. Nuestro planeta azul, flotando en el infinito, destellando con una belleza que nos deja sin aliento.

Cada día que pasa la imagen de nuestro hermoso planeta es menos azul. Hemos saturado el aire de humo negro, destruido el verde de los bosques y selvas que hoy son desiertos y manchado nuestros océanos con toda clase de contaminantes y desechos.

¿Te has preparado para contestar a tus hijos cuando te pregunten, de qué color era el mar antes de ser sólo basura?
 

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios