Suscríbete

Violencia domina cárceles estatales

En 2015 ocurrieron mil 378 hechos violentos en los 372 penales estatales y municipales

archivo
Periodismo de datos 12/02/2016 00:25 Daniela Guazo Actualizada 15:37

[email protected]

Unos minutos antes de que llegara la media noche del miércoles en el penal de Topo Chico, Nuevo León, dos grupos criminales decidieron enfrentarse. El resultado preliminar: 49 muertos y 12 heridos. El número de víctimas fatales más alto en la historia de conflictos dentro de los centros penitenciarios estatales en México.

La única riña que se acerca a estos resultados es la que ocurrió en febrero de 2012 en el penal de Apodaca, también localizado en el estado norteño. El enfrentamiento entre reclusos pertenecientes a Los Zetas y al Cártel del Golfo terminó con la muerte de 44 reos y 30 se dieron a la fuga.

La violencia dentro de los centros penitenciarios estatales es una constante. De enero a diciembre de 2015, se reportaron mil 378 hechos violentos.

Cada mes, en promedio, 100 incidentes se registraron en los 372 penales que son responsabilidad de los gobiernos estatales y municipales, de acuerdo con datos del Órgano Administrativo Desconcentrado Prevención y Readaptación Social, que depende de Gobernación.

Cuatro de cada diez de estos incidentes (539) fueron riñas. El 23% (317) decesos y 365 agresiones a terceros. Solo hay 10 fugas y seis motines registrados, según los datos publicados en diciembre de 2015 por el órgano del sistema penitenciario.

Estas celdas reúnen al 90% de todos los reos del país. En estos más de 300 centros se encuentran 223 mil 187 internos. Nueve de cada diez, es decir 197 mil, están ahí por delitos relacionados con el fuero común.

El restante, 25 mil 628 internos, se encuentran en estos calabozos por delitos del fuero federal, de acuerdo con los datos reportados en el Cuaderno mensual de información estadística penitenciaria nacional publicado a finales de 2015.

Las cárceles de Nuevo León cumplen este patrón. El Centro Preventivo de Reinserción Social Topo Chico es uno de los tres penales del estado en el que convergen reos de ambos fueros. Con una población de tres mil 967 internos, el 20%, es decir 827, tienen cargos por delitos federales.

Al analizar sus estadísticas se encontraron debilidades. Este centro está en la lista de los 48 penales con sobrepoblación en el país. El último reporte presenta que hay 280 presos más de lo que puede contener.

De los 15 centros de internamiento que existen en Nuevo León, Topo Chico es el que tiene casi al 100% de la población femenil de todas las cárceles del estado. Un total de 481 mujeres están purgando condenas por delitos federales y comunes en esta cárcel.

En estas paredes sólo existen 100 custodios para controlar al total de internos, según las declaraciones hechas por Jaime Rodríguez Calderón, El Bronco, gobernador de Nuevo León. Lo cual haría que cada guardia esté a cargo de 39 reos.

El mandatario local agregó que más de cien reos fueron trasladados a los otros dos penales de Cadereyta y Apodaca. Cárceles en las que hay casi 500 prisioneros del fuero federal en cada una. Y tienen un promedio de sobrepoblación de 350 internos.

Navajas y palos fueron algunos de los objetos que utilizaron los reos del penal de Topo Chico para matar a sus contrincantes. Durante 2015 se reportaron 29 hechos violentos en los centros penitenciarios del estado.

En total, fueron 19 decesos se tienen reportados en las estadísticas del Sistema Penitenciario.

Comentarios