OCDE: México, 15 años en el último lugar de educación

Después de 15 años de exámenes, México permanece en el último lugar de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos al medir la calidad del sistema educativo, según los datos de la evaluación PISA que aplicó en el año 2015 el organismo
06/12/2016
04:02
Teresa Moreno
-A +A

[email protected]

Después de 15 años de exámenes, México permanece en el último lugar de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) al medir la calidad del sistema educativo, según los datos de la evaluación PISA que aplicó en el año 2015 el organismo.

Al dar a conocer los resultados, los jóvenes de 15 años de México obtuvieron 416 puntos en ciencias, 423 puntos en lectura y 408 puntos en matemáticas, mientras que el promedio de calificación de la OCDE fue de entre 493 y 490 en las tres materias.

Gabriela Ramos, directora de gabinete de la OCDE, lamentó que los resultados que alcanza México siempre han sido y siguen siendo decepcionantes, que el país siga muy rezagado y que no haya tenido variaciones significativas en los últimos años.

En videoconferencia desde París, Francia, al presentar los resultados de PISA 2015 “Excelencia y Equidad en Educación”, Ramos aseguró: “Sigue muy rezagado y con problemas muy importantes en el desempeño de sus estudiantes. Siempre fue decepcionante el desempeño y sigue siendo decepcionante. No es, ni por mucho, lo que los estudiantes de México merecen”.

“Como resultado fundamental, el mensaje es claro: la fotografía sigue siendo bastante negativa respecto al desempeño de México; no es buena del sistema de educación”.

Los resultados de los estudiantes mexicanos representan diferencias de entre 70 y 82 puntos con las calificaciones agrupadas en seis niveles que se alcanzan a nivel internacional, lo cual quiere decir que en todas las materias México tiene un rezago de 2.5 años en el aprovechamiento escolar de sus alumnos, según el estudio.

Bajas calificaciones. La proporción de estudiantes mexicanos que no logran alcanzar el nivel dos en ciencias es 48%, la más alta entre los países de la OCDE; en lectura, 42% de los jóvenes no llegan a este nivel, y en matemáticas, 57% no alcanzan el nivel básico de competencias.

Un adolescente que llega al nivel 2 tiene la competencia mínima para desempeñarse en la sociedad contemporánea. Quienes se encuentran en el nivel uno o más bajo, tienen competencias insuficientes para desarrollar con éxito actividades que exige la sociedad del conocimiento.

En comparación, un estudiante que se encuentra en un nivel de desempeño alto de PISA, que son el 4, 5 y 6, tiene posibilidades de realizar actividades de una alta exigencia cognitiva, y está mejor preparado para insertarse en el mercado laboral y en la sociedad con un alto nivel de competitividad. En las tres materias, menos de 0.3% de los estudiantes mexicanos alcanzaron el nivel de excelencia.

Respecto a por qué el país no ha logrado un incremento significativo en los últimos 15 años, desde que comenzó a aplicarse la prueba PISA, Ramos dijo que hasta el momento el sistema educativo nacional no había estado enfocado en el mérito ni en premiar el esfuerzo de estudiantes o docentes; el país, dijo, “necesita una implementación consistente, acelerar el paso”.

Explicó que es imposible para la prueba PISA medir el impacto que hasta el momento ha tenido la reforma educativa, puesto que se verá reflejada en la generación que comenzó sus estudios en el año 2012.

“El sistema no está enfocado al mérito. Tenemos que enfocar el sistema educativo mexicano al mérito: premiar el esfuerzo de alumnos, del sistema, de autoridades. No está enfocado a obtener resultados. Al final del día [la reforma] está tratando de alinear los incentivos para que los maestros y estudiantes sean premiados por su desempeño y no por otras cuestiones. Hasta ahorita los incentivos no han estado alineados en ese objetivo. Lo tenemos claro como el agua”, señaló.

Reconoció que se han hecho esfuerzos extraordinarios para llevar a cabo la reforma educativa y, entre los puntos más destacados, se encuentran el que está enfocando el sistema educativo al mérito, da autonomía a las escuelas, reorganiza el reclutamiento, formación y preparación de los maestros.

Expuso que ahora el país tiene un sistema de información confiable y extenso, realizó un censo para conocer la situación en que se encuentra el sistema educativo y está intentando transparentar el uso de recursos públicos. “Hay una gran oportunidad con la reforma constitucional, porque tiene todos los elementos”, afirmó.

“Sigue sin gustarnos esta fotografía [porque], deberíamos vernos mucho mejor después de 15 años. La diferencia es que ahorita tenemos la oportunidad de mejorarnos si llevamos a buen puerto la reforma educativa”.

El comparativo internacional. Este año fueron evaluados por PISA los alumnos de 69 países; 35 de ellos socios de la OCDE. Los que obtuvieron los mejores resultados en ciencias son: Singapur, Japón, Estonia, Taipei, China y Finlandia, los cuales obtuvieron entre 555 y 530 puntos.

En esa materia México fue superado por Trinidad y Tobago, Turquía y Chipre, y por arriba de Montenegro, Georgia, Jordania e Indonesia.

En matemáticas los primeros lugares fueron para Singapur, Hong Kong, Macao China, Taipei y Japón. Nos superaron: Trinidad y Tobago, Uruguay y Turquía y por debajo estuvieron Georgia, Líbano e Indonesia.

En lectura, los mejores son: Singapur, Hong Kong, Canadá, Finlandia e Irlanda. Por arriba quedaron: Trinidad y Tobago, Turquía, Bulgaria, Emirato Árabes Unidos y Rumania.

El Programa para la Evaluación Internacional de los Alumnos (PISA, por sus siglas en inglés) es una prueba que aplica la OCDE entre los países miembros con una periodicidad de tres años. En cada aplicación, su enfoque se centra en la lectura, matemáticas o ciencia; este año, fue ciencia. Evalúa la formación de los alumnos cuando llegan al final de la etapa de enseñanza obligatoria, hacia los 15 años.

Entre los años 2000 y 2015 han sido evaluados 145 mil 854 jóvenes mexicanos de 15 años.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS