07 | DIC | 2019
(Foto: Luis Cortés/El Universal)

Edificar una ciudad más justa y fraterna, reto de la CDMX: Norberto Rivera

04/12/2016
15:54
Pedro Villa y Caña
Ciudad de México
-A +A
Exhortó a los capitalinos a realizar una verdadera conversión en sus vidas para rechazar la injusticia, la violencia y el odio

El cardenal Norberto Rivera Carrera exhortó a los habitantes de la Ciudad de México a realizar una verdadera conversión en sus vidas para rechazar la injusticia, la violencia y el odio por lo que se tiene el reto de poder  implantar una ciudad más justa y fraterna. 

Durante la homilía realizada en la Catedral Metropolitana, en la que cual estuvo copresidida por Franco Coppola, nuncio apostólico de El Vaticano en México, el Arzobispo Primado de México manifestó que la Iglesia por medio de la liturgia invita a enderezar el camino. 

“La conversión auténtica nos debe de llevar a rechazar la injusticia, la violencia y el odio para implantar la justicia, la paz y la reconciliación. La iglesia en su liturgia nos ha invitado a preparar el camino del señor, a enderezar los senderos. Los habitantes de esta gran ciudad de México tenemos un grande y urgente reto, necesitamos convertirnos para poder convertir. Estamos a tiempo para dejarnos impregnar por el evangelio para capacitar y poder invitar por medio de palabras y obras a todos los moradores de esta gran urbe a que deje entrar a su vida a Cristo”, dijo.

Exhortó a los fieles de la Ciudad de México a seguir el ejemplo del Papa Francisco y poder edificar una ciudad más justa y fraterna.

“El Papa Francisco nos impulsa con su ejemplo a que tomemos en serio la tarea de la evangelización, la tarea de anunciar a Jesucristo, la tarea de gritarle a nuestros hermanos, en medio de ustedes hay uno que no conocen, uno que pueden hacerlo felices, uno que ciertamente no los va a defraudar, uno que puede ayudarnos a edificar una ciudad más justa y más fraterna”.

Agregó que en marcos de la celebraciones de la Navidad, ésta corre el riesgo de ser infantilizada, por lo que se debe de tomar con respeto esta celebración religiosa.

“La celebración de la Navidad corre el peligro de ser infantilizada, sino sabemos ver tras el rostro tierno y amable del niño de Belén la seriedad en la encarnación y de la salvación que viene a ofrecernos”, comentó.

 

pmba

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios