Hospital La Raza opera con normalidad

De acuerdo con personal del IMSS, el hombre que ingresó ayer por contaminación de fosfuro de aluminio ha respondido favorablemente al tratamiento y es posible que sea dado de alta la próxima semana

El pasado lunes al menos 40 personas fueron desalojadas de la sala de emergencias en el Hospital La Raza (Cortesía IMSS)
Nación 29/11/2016 13:02 Perla Miranda Actualizada 17:24

El área de urgencias del Hospital General “Dr. Gaudencio González Garza”, del Centro Médico Nacional La Raza, presta servicio de manera normal desde las 06:30 horas del día de hoy, así lo informó Guillermo Careaga Reyna, director general de dicha unidad médica.

Roberto Silva, de 38 años, quien sufrió intoxicación por fosfuro de aluminio se encuentra estable y responde favorablemente a las medidas de tratamiento establecido para sus cuidados.

“El paciente está consciente, la función de sus órganos vitales está conservada y se inició su alimentación vía oral con líquidos claros (tés, jugos), debido a que se mantuvo en ayuno por cuestiones de seguridad. Va respondiendo bien y si tolera los líquidos continuaremos con su alimentación normal. Continúa en aislamiento por protocolo, está eliminando una cantidad mínima de fosfina, pero ya no peligrosa para las demás personas”, destacó Careaga Reyna.

Los médicos que están tratando al enfermo, se enfocan en las condiciones de Roberto con los resultados de laboratorio, monitorean la función de su riñón, de su hígado, su condición hemodinámica y su respiración, para saber cómo va respondiendo al tratamiento. Hasta el momento todo apunta a la mejoría.

El director del hospital explicó que después de que se realizó una limpieza exhaustiva y se ventiló toda el área de urgencias incluyendo el inmobiliario, ya se normalizó el Servicio de Admisión Continua de Adultos, precisó que este lavado consistió en limpiar de arriba hacia abajo, desde plafones, paredes, cortinas, todo el mobiliario y el piso, con agua y jabón y después se hizo una descontaminación de agua con cloro.

La limpieza se efectúo desde la sala de espera, consultorios, baños públicos, oficinas, el área de observación, choque así como la terapia intensiva, resaltó.

Una vez concluido este protocolo, el personal especializado, determinó que no existe fosfina en el ambiente, porque ya el paciente no la estaba eliminando; por lo que se procedió a restablecer la atención en el servicio de urgencias de manera normal.

lsm

Comentarios