Fallece el ex nuncio Girolamo Prigione

En los años 90 se reunió con los Arellano Félix; a los 94 años muere el religioso, da a conocer CEM

Girolamo Prigione se convirtió en el primer Nuncio Apostólico en México, cuando las relaciones diplomáticas con el Vaticano se restauraron en 1992 (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
Nación 28/05/2016 02:09 Con información de Notimex Actualizada 02:09
Guardando favorito...

Girolamo Prigione, el artífice de que se restablecieran hace más de dos décadas las relaciones entre México y el Vaticano, el prelado que se entrevistó personalmente en los años 90 con los hermanos Arellano Félix, los líderes del Cártel de Tijuana, tras el asesinato del cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo, falleció ayer a los 94 años de edad.

La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) dio a conocer en un comunicado el fallecimiento de monseñor Prigione, en la casa de reposo Orquídea en Alejandría, donde vivía tras su retiro el 2 abril de 1997.

Fue nombrado delegado apostólico en México el 7 de febrero de 1978, y su labor como representante papal no estuvo exenta de polémica, puesto que años después integrantes de la diplomacia vaticana cuestionaron su presunta tolerancia a los abusos de Marcial Maciel.

Prigione se convirtió en el primer nuncio apostólico en México, cuando las relaciones diplomáticas con la Santa Sede se restauraron en 1992.

Se vio obligado a admitir públicamente que en la década de los 90 recibió en la Nunciatura Apostólica a los líderes del Cártel de Tijuana para hablar sobre el asesinato del cardenal Posadas Ocampo, perpetrado el 23 de mayo de 1993.

En esa ocasión, en un mensaje que envió a los medios, Prigione se excusó de revelar el contenido del encuentro, y argumentó que, de acuerdo con la legislación de la Iglesia católica y de la civil, en su calidad de obispo, “tengo la obligación de guardar secreto profesional de lo que la gente me confía de manera estrictamente privada y, por lo mismo, no puedo revelar lo ahí tratado”,

El prelado nació en Castellazzo Bormida, de la Diócesis de Alejandría, el 12 de octubre de 1921, y fue ordenado sacerdote el 18 de mayo de 1944.

Entró en el servicio diplomático de la Santa Sede en 1951, habiendo colaborado sucesivamente en la propia representación pontificia en Italia, Gran Bretaña, Estados Unidos y Austria, cubriendo también el cargo de delegado en la Agencia Internacional para la energía atómica con sede en Viena.

Temas Relacionados
Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios

El Universal

Newsletter Al Despertar

Inicia tu día bien informado con las notas más relevantes

Al registrarme acepto los términos y condiciones