2

Trascienden fronteras con la belleza de sus artesanías

Originaria de Tanamacoyan, Puebla, Josefina Martínez Martínez, de 25 años, fue una de las 22 ganadoras del concurso artesanal (JULIÁN SÁNCHEZ. EL UNIVERSAL)
11/12/2015
02:55
Julián Sánchez
-A +A

[email protected]

Originaria de la comunidad nahua de Tanamacoyan, Hueyapan, Puebla, Josefina Martínez Martínez quiere trascender internacionalmente. A sus 25 años de edad, la joven dice que pese a haber estudiado hasta la preparatoria, se ha desempeñado como artesana desde niña, como lo hizo su madre y su abuela, y con sus conocimientos pretende vender sus obras en otros países.

Ganadora este año del segundo Concurso Nacional Grandes Maestros del Patrimonio Artesanal, Josefina —quien es la mayor de cinco hermanos— muestra con orgullo entre los otros 21 premiados su tomicotán de lana (saco) teñido con conchilla y otros tintes naturales, en cuya confección recuperó el bordado de puntada antigua que le enseñó su abuela, resalta la artesana.

En esta prenda tradicional de invierno de la zona nahua, conformada por tres piezas rectangulares, la joven señala que dedicó tres meses con el objetivo de ganar, y que este concurso organizado por la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), a través del Fondo Nacional para el Fomento de las Artesanías (Fonart), le ayude a proyectarse nacional e internacionalmente.

Josefina relata que vive sola en su comunidad, en donde la mayoría de las mujeres se dedican a realizar artesanías. Ella trabaja todos los días en hacer diversas piezas como rebozos, chalinas, faldas y aretes para venderlas regularmente fuera de su pueblo, pues dice que las puede ofrecer a un mejor precio, debido a que en su lugar de origen como muchos se dedican a la misma tarea se las pagan a un precio bajo.

Aunque resalta que tiene que hacer mucha labor para vender su producto, puesto que varias personas de fuera quieren comprarlos también a bajo costo, pues desestiman todo el trabajo que se hace para terminar una pieza.

Ayer, el titular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), José Antonio Meade, y Liliana Romero Medina, directora general del Fonart, encabezaron la ceremonia de entrega de galardones a los 22 ganadores del concurso; en su segunda edición se registraron 146 piezas y se tuvo una bolsa total de premios de 800 mil pesos.

Las aportaciones fueron del Fonart, Fomento Cultural Banamex, Fundación Alfredo Harp Helú y Fundación Roberto Hernández Ramírez.

Meade destacó el caso de Martina García, una de las ganadoras, una mujer que ayer cumplió 86 años y que ha enseñado a sus hijos, nietos y a miembros de su comunidad a ser buenos artesanos.

El funcionario federal resaltó que el concurso motiva a otras personas a rescatar la tradición y técnica artesanal. Indicó que 6.6 millones de personas en México realizan alguna artesanía. “No todos las venden, pero tienen labor realizada”.

Liliana Romero Medina expresó la importancia de este evento, ya que, dijo, es un merecido homenaje a los artesanos que por su trayectoria, maestría, calidad y distinción han demostrado que el arte popular mexicano puede trascender las fronteras.

Mantente al día con el boletín de El Universal