Pan, atole, café y tamales

El gobierno de Oaxaca ofreció comida a los maestros previo a su evaluación

Ayer se realizó la prueba docente en la Ciudad Administrativa (ESPECIAL)
Nación 29/11/2015 03:12 Dennis A. García Actualizada 03:31
Guardando favorito...

[email protected]

Oaxaca, Oax.— Pan, atole, café y tamales fue el menú que el gobierno de Oaxaca proporcionó a los 800 maestros que llegaron la noche del viernes al Centro Administrativo para estar presentes en la primera evaluación a docentes de la educación básica en la entidad.

Ante el amago de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, el gobierno de la entidad dispuso de alimentación para mil 300 personas en ese lugar, además de todas las medidas de seguridad.

Los que llegaron durmieron en colchonetas y fueron separados entre hombres, mujeres y otro espacios para los que fueron en pareja.

A unos pasos de donde se llevaría la evaluación, durante la noche los docentes cenaron pan, atole, café y tamales. A su llegada, relataron, fueron recibidos por personal que los canalizó a las mesas de registro.

Durante la noche tenían pensado proyectarles una película, pero no fue así y algunos aprovecharon el tiempo para estudiar, dar el último repaso a sus libros, a sus apuntes, unos más optaron por dormir temprano.

Por la mañana de ayer tuvieron tiempo para asearse. Desde las 6 de la mañana comenzaron a trasladarlos a la zona donde se aplicaría el examen de avaluación. Ahí hubo coffee break y más tarde se les entregó un box lunch. Antes de comenzar la evaluación, la Orquesta Sinfónica del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO) ambientó las horas previas al examen; al iniciar la prueba hubo silencio total.

Al arribar a la zona de la evaluación todos los maestros recibieron clavel. Para ambientar el espacio, las lonas tenían mensajes de agradecimiento a los profesores por su valor y responsabilidad de presentarse.

Hubo tres tipos de exámenes: desempeño docente, regularizar directores y examen extraordinario para normalistas que buscan una plaza.

Una vez que concluyeron la evaluación frente a las computadoras, a cada uno de ellos se les entregó un libro, todos eran diferentes, entre ellos La Antología, de Octavio Paz.

Al interior del texto, el gobierno estatal colocó una carta firmada por el gobernador de Oaxaca, Gabino Cué, agradeciendo a los maestros de la Sección 22 su disposición para ser evaluados en esta nueva etapa, en el marco de la reforma educativa.

El viernes EL UNIVERSAL dio a conocer la estrategia de cinco puntos diseñada junto con la Policía Federal y la Secretaría de Educación Pública (SEP) para que la prueba se desarrollara en un ambiente de seguridad para los profesores de la educación básica y del bachillerato que se inscribieron a este proceso.

A través de un correo electrónico y mediante llamadas telefónicas, la administración de la entidad dio servicios para el ingreso, de tipo médico, alimentación, seguridad y transportación para quienes así lo desearan.

En todo momento el gobierno ofreció que en el traslado a las instalaciones de la Ciudad Administrativa los profesores tendrían de su parte garantizada “su confidencialidad y seguridad”. La estimación en el costo para habilitar esos servicios para los profesores evaluados fue de 45 millones de pesos, se dio a conocer ayer.

Los maestros fueron concentrados en cuatro diferentes lugares: el Aeropuerto de Oaxaca, las instalaciones del destacamento de la Policía Federal, ubicado en San Pablo Etla, en la sede del IEEPO y en la llamada Ciudad Judicial, difundió el gobierno.

Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios