20 | OCT | 2019
Antonio Mazzitelli, representante en México de la Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito (LUCÍA GODÍNEZ. EL UNIVERSAL)

“Cártel de Sinaloa y CJNG, únicos con poder mundial”

18/12/2016
02:06
Astrid Sánchez
-A +A
Su infraestructura les permite mover cargamentos gigantes de droga, dice; dominan el mercado de la cocaína y metanfetamina en el mundo, afirma

[email protected]

El Cártel de Sinaloa y el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) son las únicas organizaciones delictivas del país que tienen la capacidad y el conocimiento para realizar envíos gigantes de droga que actualmente proveen a Australia y algunos países de Asia. 

La infraestructura que poseen estas células antagónicas les ha permitido realizar operaciones transnacionales y dominar el mercado de cocaína y metanfetamina a nivel mundial, aseguró Antonio Mazzitelli, representante en México de la Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito (UNDOC, por sus siglas en inglés).

En entrevista con EL UNIVERSAL, el funcionario de la ONU destacó que los grupos del crimen organizado de México han aumentado su poderío y se posicionan como líderes proveedores en todo el mundo.

Según el reporte Mexican Drug Cartels and their Australian Connections: Tracking and Disrupting Dark Networks, realizado por la investigadora Anthea McCarthy-Jones, de la Universidad de Canberra, la atracción de los cárteles mexicanos por el mercado de Australia y Asia radica en el precio que pagan los usuarios de la droga. 

Al ser economías emergentes, países de Asia y Australia, pagan hasta tres veces más por cocaína que los consumidores de Estados Unidos.

La aparición de droga mexicana en este territorio data de aproximadamente seis años y coincide con el periodo de fortaleza del dólar australiano, resalta el documento.

“Australia encabeza los más altos precios [por mayoreo o menudeo] por drogas ilícitas en el mundo. Por lo tanto, aunque hay más costos de transporte y gastos relacionados con la distribución en los mercados de Asia-Pacífico, los ingresos obtenidos al acceder a estos mercados superan con creces los desembolsos realizados por cárteles mexicanos”, destaca el trabajo de McCarthy Jones.

Países como China, Corea, Japón, Indonesia y Australia han producido una mayor demanda de drogas ilícitas nunca antes vista y esta región posee el mayor número de usuarios de estimulantes de tipo anfetamina en el mundo: 9.5 millones de consumidores. 

“La globalización y la distribución de la tecnología hacen más fácil, y la riqueza de nuestra región (Australia) lo posiciona como un nuevo mercado principal para las próximas décadas”, alerta la investigación.

 

¿Cuáles son las organizaciones delictivas que están enviando droga a Asia-Pacífico y a Australia?

—Considerada la tipología y el conocimiento necesario yo diría que el Cártel del Pacífico, que es el que ha sido involucrado en la mayoría de las incautaciones, y el Cártel de Jalisco Nueva Generación, que tiene una larga historia y experiencia en lo que son las rutas de tráfico y hoy en día se está postulando como la empresa de traficantes de drogas con más capacidad de desafiar al Cártel del Pacífico.  No todos pueden hacer ese trabajo y sacar provecho, los que pueden hacerlo son las grandes organizaciones criminales, los grandes traficantes que pueden aprovechar de su conocimiento en cómo manejar envíos de droga.  Estamos hablando de ser proveedores de las organizaciones que allá controlan la distribución.

Los grandes cárteles no necesitan estar localizados o hacer el envío desde México. Tienen sus bases operativas en otros países de Centroamérica o Latinoamérica y desde allá manejan sus envíos a otros mercados.  No necesariamente la droga de los grupos mexicanos que se encuentra en Europa o Asia ha transitado por México.

 

¿Por qué razón están eligiendo estos territorios?

—Australia y Asia son nuevos mercados, hace poco más de cinco años que se ha identificado una tendencia al crecimiento de estos mercados. 

Mientras mayor es la capacidad de compra del ciudadano medio es mayor la posibilidad de vender un producto tan caro como es la cocaína. 

Las razones son exclusivamente económicas; la demanda de estos productos está creciendo y tienen un precio dos a tres veces más alto que en los mercados maduros como Estados Unidos o Europa.  El costo está directamente relacionado a la distancia de origen, más lejos, más kilómetros, más fronteras, más alto es el precio.

 

Enviar grandes cantidades de droga a distancias más largas implica un mayor riesgo, ¿de qué forma se está evitando que los cargamentos de cocaína y metanfetamina sean interceptados?

—La habilidad y capacidad de éxito de un grupo criminal es diversificar sus rutas y encontrar la manera de reducir los riesgos [disminuir la posibilidad de la pérdida económica consecuente a la incautación del bien y reducir el riesgo del arresto en razones de la persecución judicial] y esto lo logran a través de la corrupción. Se necesita también capacidad de invención para desarrollar rutas que sean lo más seguras posibles.

Se necesitan redes de operadores a lo largo de la ruta que aseguran que el control lo puedan pasar sin problemas. El riesgo menor se asume en el envío por contenedores y esto requiere una gran capacidad operativa. 

Un contenedor que sale de México puede ir primero a África, luego a Asia hasta llegar a Estados Unidos y nadie va a controlar un contenedor que viene de Asia por la cocaína. Le dan la vuelta para reducir el riesgo de incautación.

Los cárteles mexicanos han logrado no sólo un fuerte control, sino casi un monopolio en lo que es la distribución de cocaína. Ellos proveen y venden el producto que compran a Colombia, Perú y en menor parte a Bolivia, a los distribuidores de los mercados de todo el mundo, ese es su gran éxito. 

 

El secreto es la innovación. ¿Qué están realizando los cárteles mexicanos para que la droga no sea descubierta?

—Se han encontrado maletas hechas con cocaína prensada y adicionada a resina plástica. La cocaína la mezclan con resinas para que parezca plástico. 

Hay miles de modalidades. Submarinos, tanques, paquetes pegados a barcos. Zapatos, vestidos, todo tipo de prendas impregnadas con droga. 

He visto un cargamento de frijoles que era cocaína prensada y pintada, cada frijol estaba pintado a mano como si fuera un trabajo de artesanía, ¡cuánto trabajo para medio kilo!

Los cargamentos de droga que son comúnmente incautados son encontrados ocultos entre alimentos: en cáscaras de plátano y latas de conserva.

En 2014 autoridades de España incautaron un cargamento de 131 kilos de metanfetamina escondidos en latas de piña en almíbar, su valor en el mercado pudo alcanzar los 30 millones de euros y tenían como objetivo llegar a Australia; por la zona de envío, situada en Jalisco, se consideró que la droga pertenecía al Cártel Jalisco Nueva Generación.

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios