EPN: hay que ser optimistas sobre el porvenir de México

Se trabajará con enorme pragmatismo en la región, explica el Ejecutivo; llama a dejar de lado las actitudes partidistas y particulares

El presidente Enrique Peña Nieto en compañía del empresario Miguel Alemán, durante el discurso inaugural de la 14 edición de México Cumbre de Negocios (PRESIDENCIA)
Nación 16/11/2016 02:09 Francisco Reséndiz Actualizada 02:09
Guardando favorito...

[email protected]

Puebla, Pue.— El presidente Enrique Peña Nieto afirmó que con el próximo gobierno de Estados Unidos —que encabezará el republicano Donald Trump— México trabajará “con enorme pragmatismo” para acordar lo conveniente para los mexicanos y para la región.

“Siempre en defensa de principios básicos, que no son negociables, como nuestra soberanía, el interés nacional y la protección de nuestros connacionales”, advirtió al participar en la 14 edición de México Cumbre de Negocios.

Tras aceptar que el escenario mundial, particularmente el nuevo capítulo de la relación México-Estados Unidos, genera una constante incertidumbre, expuso que con la administración de Trump se dialogará con optimismo en que la palabra y la razón son el mejor medio para la convivencia entre personas y naciones.

“El gobierno de la República seguirá haciendo del diálogo, como lo hemos ejercido a lo largo de esta administración, la vía para encontrar coincidencias”, anticipó.

Utilizó el tema del futbol —tras recordar el juego entre las selecciones de México y Panamá que se realizó ayer— para pedir que todos los mexicanos apoyen a su equipo de manera unida, que porten la camiseta de México para defender y trabajar por lo logrado por varias generaciones.

“Dejemos de lado actitudes particulares e, incluso, partidarias. Hoy nos convoca trabajar de un solo lado, por un solo motivo, por una sola razón, se llama México. Es cierto que todos estaremos dispuestos a portar la camiseta de nuestra Selección Nacional para trabajar en unidad, en favor de la construcción de una mejor nación”, dijo.

Afirmó que “hay quienes” dicen que no habría razón para ser optimistas sobre el futuro del país, pero sostuvo que hay razones nacionales, muchas alcanzadas durante el último mes, para ser optimistas sobre el porvenir de México; “yo más bien pregunto: cómo no serlo”.

Anunció tres “frentes” para dar certidumbre a los inversionistas y el buen desarrollo de negocios en México:

Continuar ofreciendo un ambiente de certidumbre macroeconómica, preservando estabilidad, finanzas públicas sanas, tipo de cambio flexible, autonomía en la política monetaria y un sistema bancario robusto.

Además de certidumbre en la aplicación de cada una de las reformas estructurales y certidumbre en la aplicación del Estado de derecho, mejorando la justicia cotidiana, implementando el Sistema de Justicia Penal Acusatorio y la consolidación de los sistemas nacionales de Transparencia y Anticorrupción.

“Tenemos claridad de rumbo y objetivos claros. Quiero reiterarlo: el futuro de México depende exclusivamente de nosotros mismos, de nuestra unión y de nuestro esfuerzo”, señaló.

Recalcó: “Como ya lo he referido en días pasados, se abre un nuevo capítulo en la relación entre México y Estados Unidos. Tenemos que convertir este reto en oportunidad y debemos hacerlo con determinación, con enorme confianza en nosotros mismos, y especialmente en una unidad nacional”.

Citó a Miguel Alemán en su discurso inaugural de la Cumbre 2016:

“Hoy nuestro país tiene la oportunidad de consolidarse como nación independiente, pero abierta al mundo; tolerante, pero respetuosa de la dignidad; sin soberbia, pero con alta autoestima y, sobre todo, somos conscientes de que no hay más regidor de nuestro destino que nosotros mismos”, explicó.

Avance en la ruta correcta. Acompañado por el gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, y el empresario Miguel Alemán, presidente de la Cumbre de Negocios, dijo que en las últimas dos décadas del siglo XX México aprovechó sus fortalezas abriéndose al mundo y enlazándose con los grandes mercados globales y compitiendo con ellos, pero que ello no era suficiente y los mexicanos decidieron romper barreras.

“Hoy, gracias al esfuerzo de todos, México avanza por la ruta correcta y cuenta con grandes perspectivas. Hay quienes dicen que no habría razón para ser optimistas sobre el futuro de nuestro país, pero yo, más bien, pregunto: ¿cómo no serlo?”, afirmó.

Destacó los avances en generación de empleos y baja inflación, además de la aprobación de reformas a la justicia laboral y del paquete fiscal 2017, al que calificó como “el más ambicioso” desde el punto de vista presupuestal en nueve años.

“Para convocar a la reflexión” sobre ser o no optimistas en torno al futuro del país, dijo que México cuenta con una posición geográfica que enlaza a América del Norte y Sudamérica, el Atlántico y el Pacífico, que hay 120 millones de mexicanos cada vez mejor preparados y una población mayoritariamente joven.

“Cómo no ser optimistas, si las empresas nacionales y globales aún confían e invierten en el país”, dijo y mencionó el anuncio de Toyota para instalar una planta para construir 200 mil autos por año para el mercado interno y su plataforma de exportación.

Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios