Suscríbete

EPN: no confundan diálogo con claudicar en reforma educativa

“Gobierno no tendrá reparo en recurrir al uso de la fuerza”; pese a resistencia, cambios no tienen marcha atrás, insiste

El mandatario subrayó que desde que surgió la CNTE ha sido un grupo de “enorme resistencia” para el gobierno (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
Nación 16/08/2016 02:11 Francisco Reséndiz Actualizada 04:37

[email protected]

Ante la movilización de sectores que se oponen a la reforma educativa, el presidente Enrique Peña Nieto advirtió que el gobierno de la República “no tendrá reparo alguno en recurrir al uso de la fuerza pública para poner orden y, sobre todo, para hacer valer el Estado de derecho”.

Anoche, en entrevista en Televisa con el periodista Joaquín López-Dóriga, el mandatario aseguró que siempre existirá la disposición de llegar a este escenario como último recurso, pues “antes de llegar al uso de la fuerza están los espacios de diálogo”.

Peña Nieto puso énfasis en que no se dará marcha atrás a la reforma educativa y pidió no confundir la firme decisión para llevar a cabo este cambio legal con el espacio de diálogo que el gobierno ha abierto con los grupos que están en resistencia.

“Soy enfático: La reforma educativa no se cancela y menos habremos de claudicar a la implementación de la misma; pensar en eso será condenar a la niñez y juventud de México a que tenga una formación verdaderamente pobre para enfrentar lo que va a vivir en el siglo XXI.

 

El periodista comentó al Presidente que pareciera que la CNTE le gana al gobierno, pues bloquea, marcha y sus maestros asisten a clases cuando quieren, además de que el sector empresarial es muy duro y dice que al gobierno le falta decisión para atender este tema.

El Jefe del Ejecutivo federal añadió que la CNTE es un grupo de resistencia que no se hace presente sólo en esta administración, pues desde que surgió ha sido de “enorme resistencia” para el gobierno.

Aseguró que se ha recuperado la rectoría del Estado en materia educativa, al dejar de lado los privilegios que se hicieron varios en el anterior modelo, “y por eso la resistencia”, en el que a grupos como la CNTE se les daba la conducción y dirección de la educación en los estados.

Subrayó que no se han dejado de hacer las evaluaciones docentes ni de seguir en la implementación de la reforma educativa para asegurar que haya maestros mejor preparados.

El Presidente dijo que si bien, hay escuelas con muchas carencias, hoy se cuenta con un plan para que al final de esta administración haya 33 mil planteles dignificados, remodelados y muchas de ellas reconstruidas, a fin de que sean espacios dignos para educar a los niños y jóvenes.

“Entendiendo que esto no puede ocurrir de la noche a la mañana, pues pasa por tener espacios de diálogo y acercamiento; entiendo la posición que guardan el empresariado, los comerciantes y los afectados.

“Quiero decir que hemos comprometido que el gobierno está firme y decidido a actuar, agotando primero el espacio de diálogo y si eso no da margen para que realmente se deponga esto que causa molestias, debemos recurrir a los atributos y a la capacidad que tiene el Estado mexicano”, dijo.

Peña Nieto señaló que se ha usado la fuerza pública cuando se afecta el interés de la población y subrayó que se ha adquirido experiencia para que esto se realice a través de protocolos estrictos de respeto a los derechos humanos y sin afectar los derechos de la población en general.

“El gobierno de la República no tendrá reparo alguno en recurrir al uso de la fuerza pública para poner orden y, sobre todo, para hacer valer el Estado de derecho. Por supuesto que siempre hay una disposición de llegar a este escenario como último recurso, antes están los espacios de diálogo”, dijo.

Ante el desgaste que han tenido los secretarios de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y de Educación Pública, Aurelio Nuño, derivados de este conflicto, afirmó que seguirán en sus cargos, pues “les tengo confianza y ambos están trabajando para encontrar una solución”.

En otro tema, aceptó que en el caso de la llamada casa blanca no hubo nada ilegal, pero sí una percepción que lastimó la credibilidad del gobierno, por ello ofreció disculpas. Subrayó que está bajo un permanente escrutinio y por ello mantiene un mayor compromiso contra la corrupción.

Se dijo muy consciente de la percepción generalizada de que hay un grave problema en la materia, pero que éste debe atacarse por el gobierno y los ciudadanos de forma conjunta.

Acerca del departamento de la primera dama, Angélica Rivera, en Miami, dijo que es una calumnia que tenga dos propiedades en el mismo edificio y que ella tenía una propiedad en Miami antes de conocerla.

Aceptó que su esposa solicitó como un favor a su vecino, dueño del departamento señalado por The Guardian, que pagara el impuesto predial y que después se le reembolsaba.

Sobre su baja popularidad, dijo que son costos de las reformas ante la resistencias de grupos de interés.

Comentarios