26 | JUN | 2019
9

Presidente envía al Senado ternas para Suprema Corte

13/11/2015
14:07
Redacción
Con información de Juan Arvizu
-A +A
La primera terna contempla a Norma Piña, Sara Patricia Orea y Verónica Judith Sánchez; la segunda a Alejandro Jaime Gómez, Álvaro Castro y Javier Laynez

El presidente Enrique Peña Nieto envió al Senado de la República las ternas para integrar la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

La primera terna contempla a Norma Piña, Sara Patricia Orea y Verónica Judith Sánchez.

La segunda a Alejandro Jaime Gómez, Álvaro Castro y Javier Laynez.

En conferencia de prensa, Roberto Gil Zuarth, presidente del Senado, afirmó que revisarán con objetividad las propuestas enviadas por el Ejecutivo.

Gil Zuarth (PAN), al recibir las ternas, dijo que antes de que concluya el actual periodo de sesiones, el 15 de diciembre, se habrá alcanzado del consenso y la elección de los dos ministros que se integrarán al pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Las ternas llegan al Senado, en tiempo, agregó Gil Zuarth, dentro de lo que queda del periodo de sesiones, para que los expedientes sean recibidos formalmente por el pleno en la próxima sesión, y sean enviados a la Comisión de Justicia para el estudio y dictamen de las propuestas del presidente Enrique Peña Nieto.

El 30 de noviembre concluyen sus periodos como ministros Juan Silva Meza y Olga Sánchez Cordero.

Este viernes, el Ejecutivo federal envió al Senado dos ternas para que, de ellas, los legisladores seleccionen un prospecto y el pleno vote.

El artículo 89 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en su fracción XVIII, indica que el Presidente de la República tiene la facultad de proponer al Senado una terna por cada una de las vacantes, sin que exista un plazo fatal para que presente las mismas.

La ley establece que una vez que la terna está a consideración del Senado, los integrantes de las mismas deberán comparecer ante ese órgano legislativo, las cuales se hacen dentro de la Comisión de Justicia, para que posteriormente el pleno de la Cámara elija con dos terceras partes de sus miembros a los nuevos ministros de la Corte.

El proceso se tiene que realizar en un plazo impostergable de 30 días. En caso de que la Cámara de Senadores rechace la totalidad de las ternas, el Presidente de la República puede someter a consideración de los legisladores una segunda terna que también debe resolverse en un plazo máximo de 30 días.

En caso de que esta segunda terna también sea rechazada, el mandatario puede designar de manera directa al ministro de la Corte que haga falta.

 

TEMAS RELACIONADOS

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios