Fausto Alzati pide un techo y empleo “de lo que sea”

El político que perdiera dos puestos en la SEP por distintos escándalos, pide ahora vía Facebook un lugar donde vivir y una fuente de ingresos

Foto: Archivo/ EL UNIVERSAL
Nación 28/09/2015 18:39 Redacción Con información de EFE Actualizada 14:25
Guardando favorito...

Fausto Alzati, quien fuera secretario de Educación Pública por un breve lapso durante el sexenio de Ernesto Zedillo, luego de haberse acreditado un doctorado en Harvard que no tenía, asegura en redes sociales que está desempleado y no tiene dónde vivir.

Según los mensajes publicados en su cuenta de Facebook, el político explica: “Acabo de perder mi casa. No tengo empleo. Estoy dispuesto a trabajar de cualquier cosa por un sueldo que me alcance para rentar un techo y comer”. Y asegura: “juro que esto no es una broma”.

Además del episodio por su falso grado académico, Alzati también ha protagonizado otros escándalos. Apenas el año pasado, circularon unos audios en los que se escucha presuntamente ebrio, interrumpiendo a gritos y con groserías, la lectura de un poema de Aurora Reyes.

Por tal incidente perdió su trabajo como director general de Televisión Educativa de la SEP, tal como informó EL UNIVERSAL el 17 de de junio del 2014.  

Ahora, un año después, el economista nacido en Guanajuato ha sorprendido al postear mensajes de auxilio: “en este momento me urgen tres cosas: 1) una bodega 2) un camión de mudanza 3) un poco de dinero”. Para este lunes le urgía “un lugar dónde vivir” y “una fuente de ingresos”.

En la caja de comentarios de los mensajes posteados en Facebook, diversos usuarios han expresado su sorpresa y se preguntan si la cuenta no fue hackeada, pero es el mismo Alzati quien les asegura que “desgraciadamente” todo es verdad.

Este lunes, la columna de Ciro Gómez Leyva publicada en esta casa editorial rescata en su “menos de 140” las palabras posteadas por Alzati desde este domingo.

"El viernes a las 07.30 de la mañana llegaron 50 personas, tumbaron la puerta de la casa y echaron todas mis pertenencias a la calle", dijo Alzati en una entrevista telefónica a EFE.

Alzati relató que desde entonces está "hospedado por unos días en la casa de un amigo" que fue su secretario particular cuando fue director de la estatal Televisión Educativa (2013-2014).

El exministro, de 62 años, dice tener una mujer, de la que se divorció y con la que se volvió a juntar después, y un hijo de 14 años, que estarían en la calle de no ser por el apoyo de ese amigo.

"No tenemos dónde meternos, literalmente", agregó Alzati, que justifica su infortunio por una deuda del pasado y un supuesto engaño del abogado que lo representaba en ese caso, que llegó a manos de la justicia.

"Yo tenía un viejo adeudo que pensé que estaba resuelto judicialmente porque lo puse en manos de un abogado" y "ahora me doy cuenta que me traicionó, se vendió a la contraparte", denunció.

El ex funcionario cuenta que en parte su situación se debe a que no aprovechó los distintos cargos públicos que ostentó en su beneficio personal y aclaró que su patrimonio era fruto de negocios particulares.

"No fui deshonesto, no robé. Vivía en una casa muy grande, no lujosa pero sí muy notable, que obtuve a través de otro tipo de actividades en el pasado", concretamente participando "con amigos en algunas empresas fuera de México", una de ellas para llevar adelante "el desarrollo de la telefonía celular de Cuba", relató.

Alzati fue director general del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) en tiempos del presidente Carlos Salinas de Gortari (1988-1994), a quien dijo "querer, respetar y admirar".

Su siguiente paso, la dirección de la SEP en 1994, estuvo marcado por la polémica, ya que en pocas semanas renunció al cargo debido a que el Gobierno mexicano publicó en su perfil público que tenía un doctorado de la Universidad de Harvard sin ser eso cierto porque le faltaba "defender la tesis", reconoce.

Aunque también sostiene que las denuncias que le obligaron a dimitir partieron de "enemigos poderosos" y "gente que no quería los cambios" que él pensaba hacer en la SEP, vinculados a la eliminación de un sistema que obliga a todos los maestros públicos a dar un aporte de su sueldo al sindicato.

De su último cargo público, en Televisión Educativa, fue cesado hace un año y medio por un incidente que también tuvo una fuerte repercusión mediática.

"Cometí el exabrupto de insultar a unas gentes" que "empezaron a leer un poema" de la muralista Aurora Reyes (1908-1985) "que a mi gusto atacaba al licenciado Enrique Peña Nieto", el actual presidente mexicano, confesó a Efe Alzati, que asegura que esta es la "tercera vez" en su vida que lo pierde "todo". 

Guardando favorito...

Noticias según tus intereses

Comentarios