Suscríbete

El pleito soterrado de los Chuchos

Columna en tiempo real

Nación 19/08/2015 12:24 Periodistas de EL UNIVERSAL Ciudad de México Actualizada 12:24

En medio de la lucha interna por la presidencia del partido, en plena sucesión anticipada de la dirigencia de Carlos Navarrete, hay otro pleito entre quienes se decían amigos, compadres y miembros de la misma corriente dominante en el partido, nos dicen.

Los dos perredistas sonríen y se abrazan tímidamente ante las cámaras fotográficas, pero ambos se disputan una de las posiciones políticas más jugosas rumbo al 2018: la coordinación parlamentaria en San Lázaro. Algo así como el manejo de los recursos y de la estrategia política de un grupo de 60 diputados, nos hacen notar.

Guadalupe Acosta Naranjo rompió en julio pasado con los Chuchos. Jesús Zambrano sigue defendiendo la fuerza de la corriente (Nueva Izquierda). Y ninguno ha hecho público el motivo de la ruptura.

Nos comentan que ambos mantienen la pelea por el liderazgo del grupo parlamentario en la Cámara de Diputados y los dos presumen que van a ganar la votación para controlar la posición.

Pero hay un elemento, nos explican, que pudieran generar desequilibrio: la corriente Alternativa Democrática Nacional, de Héctor Bautista, quien maneja a más de una veintena de diputados electos con posibilidades de votar por el nuevo líder de la bancada y de inclinar la balanza.

El pleito soterrado de los Chuchos los puede llevar a perder la conducción del nuevo grupo parlamentario en San Lázaro, nos comentan.

¿Don Guadalupe o don Jesús van a sumar, como lo hacen ante las cámaras fotográficas, o van a seguir en la pelea por la posición?

 

Comentarios