12 | DIC | 2019
David Heurtel declaró que el proyecto con México y Estados Unidos incluye la creación de un mercado del carbono regional (JUAN BOITES / EL UNIVERSAL)

México, Canadá y EU van contra el cambio climático

06/05/2015
03:27
Pierre-Marc René
-A +A
Funcionario dice que alistan plan en el que empresas serán sometidas a medidas para reducir sus contaminantes

[email protected]

Los gobiernos de México, Estados Unidos y Canadá preparan un plan para América del Norte para hacer frente al cambio climático en el que las empresas serán sometidas a medidas para reducir emisiones de gases de efecto invernadero y transformar sus sistemas con tecnologías limpias y menos contaminantes.

Significa una evolución al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) hacia un modelo económico sustentable, limpio y verde.

En entrevista con David Heurtel, ministro de Medio Ambiente de Quebec, Canadá, con EL UNIVERSAL, explicó que el plan regional es parte de una voluntad de los tres países por ampliar sus relaciones y cooperación en el marco del TLCAN, el cual también promueve la transición hacia una economía norteamericana verde.

La iniciativa podría ser presentada en la próxima Cumbre de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP21), que se realizará en París, Francia, en diciembre. “Con esta misión en México estamos viendo la instalación de un diálogo y una concientización regional, es decir, un discurso norteamericano sobre los cambios climáticos y especialmente sobre el mercado del carbono. Esta dinámica la estamos viendo como la evolución del TLCAN, pues ya tenemos muchas cosas en común, afinidades, relaciones comerciales muy importantes, pero ahora estamos notando otro tema en el que nos unimos: el de la lucha contra el cambio climático, especialmente desarrollar mecanismos para hacerlo”, dijo Heurtel.

El plan incluye también la creación de un mercado del carbono regional en el que las empresas serán sometidas a distintas medidas para reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero y transformar sus sistemas con tecnologías limpias y menos contaminantes.

De no hacerlo, tendrán que comprar créditos o bonos para poder seguir con sus actividades respectivas si sobrepasan los niveles de emisiones de 25 mil toneladas de carbono al año.

Este mercado del carbono ya existe en la provincia canadiense de Quebec y en California, Estados Unidos. Los sistemas de ambas entidades se fusionaron en enero de 2014, para que otros estados se sumaran al proyecto.

“Tenemos acuerdos de colaboración para ver el impacto de la instalación de un mercado del carbono común, pero también esto puede ser una influencia en la COP21 en París, en diciembre, porque ya se ve un discurso conjunto y un énfasis conjunto. Está empezando un discurso norteamericano. Esperamos llegar con una voz conjunta en París”, expuso el funcionario, quien realizó una gira por California, Oregón y Washington, así como en México para promover el mercado del carbono.

En Canadá, la decisión de Ontario de integrar el mercado del carbono con Quebec representa 54% de la economía canadiense y 62% de la población del país. Si se le agrega Columbia Británica, que ya tiene el impuesto del carbono, 75% de la población tiene una forma de precio al carbono.

“El liderazgo está en las provincias. Es por eso que estoy aquí, estamos trabajando sobre el discurso regional, el discurso norteamericano”, explicó el ministro en su visita a México.

Heurtel señaló que los países están en una real competencia internacional de lucha contra el cambio climático y buscan medidas y tecnologías para transformar sus economías hacia modelos sustentables, limpios y verdes, pues las primeras naciones en desarrollar los sistemas adecuados serán las más beneficiadas.

Expuso que serán esos Estados los que tendrán las tecnologías y que podrán venderlas a otros países.

“Estamos en un cambio económico profundo, los que van a transformar su economía primero, van a poder beneficiarse de eso. Las naciones que van a ser las primeras en cambiar y transformar su economía y tener las tecnologías, serán las que van a beneficiarse más de este mercado. Es una competencia para saber quiénes serán los líderes. Quebec se inscribe en esta ideología, quiere ser un líder y empieza a serlo. California también lo es. Ontario está empezando a inscribirse en esta lógica. México también”, comentó.

Explicó que la ventaja del mercado del carbono en los sistemas de las empresas está ligado a la reducción de emisiones de gases, lo que es bueno para el combate al cambio climático, pero además es un mecanismo de desarrollo económico.

Señaló que si bien el precio real de la tonelada de carbono alcanza 100 dólares, la Western Climate Initiative Inc. (WCI Inc.), el organismo independiente, que se asegura de la integridad, transparencia y verificación del mercado del carbono, estableció un precio de 12 dólares por tonelada, para no presionar a las empresas y darle la flexibilidad necesaria para poder hacer una transición suave hacia tecnologías verdes.

Mantente al día con el boletín de El Universal