La Habana se alista para despedir al Comandante

El tradicional bullicio de la ciudad ha callado para dar paso al luto; los cubanos están llamados a rendir tributo al ex dirigente

Los cubanos cambiaron las estructuras para los festejos del desembarco del Granma por vallas que se usarán en el homenaje a Fidel Castro, en la Plaza de la Revolución (ROLANDO PUJOL. EFE)
Mundo 28/11/2016 01:50 Agencias Actualizada 01:58

La Habana.— La Plaza de la Revolución se preparaba ayer para recibir a miles de cubanos que rendirán tributo a su líder histórico.

Los isleños fueron convocados para que hoy y mañana lleguen hasta este punto y presenten sus condolencias por la muerte de Castro.

Hasta hace unos días, Cuba se preparaba para celebrar el 60 aniversario del desembarco rebelde del barco Granma, encabezado por Fidel, que dio paso a la Revolución Cubana. La fiesta ha sido suspendida para dar paso al funeral.

“Hay un auténtico sentimiento de duelo, que no es formal, que no es aparatoso, que no es externo, sino completamente íntimo”, dijo a la televisora estatal el ex líder parlamentario Ricardo Alarcón, quien comparó el fallecimiento de Castro con la muerte de próceres independentistas como Carlos Manuel de Céspedes y José Martí.

Castro falleció a los 90 años la noche del viernes y Cuba se sumió en un profundo duelo. Famosa por el bullicio, la música y el gentío en la costa en los fines de semana, La Habana permanecía el domingo en silencio. Se percibía el recogimiento, aunque el tránsito parecía normal.

“Es un dolor muy grande. Aquí lo siente todo el mundo”, dijo Orlando Álvarez, de 55 años, que se disponía a pescar en el malecón.

Trabajadores colocaban vallas, cables y baños ambulantes en la plaza, al tiempo que desmontaban estructuras utilizadas para los festejos del desembarco del Granma.

Los medios estatales informaron que todos los cubanos están llamados a la plaza para rendirle homenaje a Castro firmando “un juramento solemne de cumplimiento con el concepto de la revolución”. Ese juramento, que también se podrá rubricar en otros puntos del país, fue expuesto por Castro el 1 de mayo de 2000 para comprometer a los ciudadanos a dar seguimiento a sus ideas y el socialismo, refirieron los medios.

Maritza Martínez, una taxista de turismo de 50 años, aseguró que asistiría a la plaza a poner su nombre. “Fidel era como nuestro padre y tenemos el compromiso de continuar sus ideales sociales”, señaló la mujer.

Los turistas, testigos accidentales. Mientras Cuba se prepara para rendir un homenaje al líder de la revolución socialista, decenas de miles de turistas se convirtieron, sin buscarlo, en testigos de la historia.

El domingo, los turistas aprovechaban para registrar en sus cámaras los monumentos de la plaza en una coyuntura histórica.

“Nunca antes había visto esta plaza tan callada”, dijo el español Miguel González, de 40 años, mientras tomaba fotografías de los monumentos a Martí y al héroe de la revolución Ernesto Che Guevara.

“Seguro que miraremos hacia atrás mañana en el aeropuerto y nos sentiremos bastante privilegiados por haber estado aquí”, dijo Graham Palmer, de 36 años, originario de Londres.

“Tomamos el periódico Granma de ayer, así que tenemos eso”, declaró su acompañante Emma Taylor.

Sin embargo, ellos y otros turistas coincidieron en que en La Habana hay un dejo de pesar. Los museos cerraron y la prohibición oficial a la música en vivo hizo que se cancelaran conciertos y no abrieran sus puertas centros nocturnos como el famoso Tropicana. Las autoridades también restringieron la venta de alcohol en la ciudad.

La ceremonia. Los actos fúnebres iniciarán hoy alrededor de las 09:00 horas locales (10:00 de México) y el martes tendrá lugar un acto multitudinario al que asistirán mandatarios y personalidades de todo el mundo.

Entre los nombres confirmados está el del rey emérito de España, Juan Carlos I, y se da por sentada la presencia de los presidentes de Venezuela, Nicolás Maduro; Bolivia, Evo Morales; Nicaragua, Daniel Ortega, y Ecuador, Rafael Correa.

Las ceremonias se extenderán hasta el domingo 4 de diciembre, cuando las cenizas del Comandante se depositarán en el cementerio de Santa Ifigenia, en la ciudad de Santiago. 

Temas Relacionados
Fidel: fin de una era

Comentarios