Al menos 96 muertos tras descarrilamiento en India

El accidente ferroviario ocurrió cerca del pueblo de Pukhrayan, al norte de este país; Autoridades ya investigan el incidente

Foto: Reuters
Mundo 20/11/2016 04:20 AP LUCKNOW, India Actualizada 07:00

Equipos de rescate utilizaban sopletes el domingo para sacar a los sobrevivientes de un accidente ferroviario en el norte de India, en el que 14 vagones de un tren de pasajeros descarrilaron y al menos 96 personas murieron, según la policía.

Los vagones dañados quedaron tumbados de costado después de que el tren se saliera de la vía en torno a las 3:10 de la madrugada, despertando de improviso a los pasajeros que se habían instalado para un viaje nocturno. Más de 200 personas sufrieron heridas cuando algunos vagones chocaron entre sí, atrapando a cientos de personas dentro.

"Hay gente atrapada dentro. Estamos teniendo mucho cuidado al utilizar los sopletes", comentó Daljeet Chaudhary, director general de la policía. Era probable que la cifra de muertos subiera porque los rescatistas aún no habían logrado acceder a algunos de los vagones más dañados, señaló.

El suceso se produjo cerca del pueblo de Pukhrayan, un pueblo en los alrededores de la ciudad industrial de Kanpur.

Los rescatistas abrían con soldadores los vagones para llegar a la gente atrapada, y había varias grúas preparadas para sacar los restos de las vías. Los trabajadores de emergencias se movían con cautela, ya que algunos de los vagones estaban inclinados de forma peligrosa corrían el riesgo de volcar, causan heridas a las personas atrapadas dentro.

Equipos sanitarios prestaban primeros auxilios cerca del lugar y los heridos más graves fueron trasladados a hospitales en Kanpur, dijo Chaudhary. Unas 200 personas resultaron heridas, 72 de ellas de gravedad, añadió.

La policía tenía problemas para mantener alejadas a cientos de personas de pueblos vecinos, que fueron las primeras en llegar al lugar.

"Hemos acordonado una zona cerca de los vagones para impedir que la gente interfiera con los esfuerzos de rescate", dijo Chaudary.

El tren viajaba a una velocidad normal cuando se detuvo de golpe, dijo Satish Kumar, que viajaba en el convoy.

"Volvió a arrancar, y entonces oímos un choque. Cuando salimos del tren, vimos que algunos vagones habían descarrilado", dijo Kumar, cuyo vagón permaneció en las vías.

Kanpur es un importante núcleo ferroviario por el que pasan cientos de trenes cada día. Varios trenes que estaban en la misma línea fueron desviados a otras rutas, señaló en Nueva Delhi Anil Saxena, portavoz de Ferrocarriles Indios.

En un primer momento no estaba claro qué había provocado el accidente. Las autoridades ordenaron una investigación, dijo Saxena.

El primer ministro, Narendra Mody, expresó su preocupación por el siniestro.

"Angustiado más allá de las palabras por la pérdida de vidas debido al descarrilamiento en el expreso Patna-Indore. Mis pensamientos están con las afligidas familias", tuiteó Modi.

Los accidentes de tren son habituales en India, que tiene una de las redes ferroviarias más grandes del mundo pero carece de sistemas de comunicación o señalización modernos. La mayoría de los accidentes se atribuyen al pobre mantenimiento y al error humano.

Los trenes son el medio de transporte popular para millones de indios, y unos 23 millones de pasajeros utilizan cada día la vasta red ferroviaria india.

msl

Comentarios