Latinas quieren hacer la diferencia en elección de EU

Ante los insultos que Trump ha dirigido a esta comunidad, las mujeres se han organizado en busca de lograr que el voto femenino haga historia

Alexandra Morales, Victoria Cerpa y Yaritza González han concentrado sus esfuerzos en promover el voto entre las mujeres de la comunidad hispana (NDER BUGARIN. EL UNIVERSAL)
Mundo 02/11/2016 04:00 Los Ángeles Inder Bugarin Actualizada 10:02

Victoria Cerpa, quien llegó a California hace más de tres décadas procedente de Yucatán, se dedicará a impartir terapias de motivación a la mujer después de los comicios presidenciales del próximo 8 de noviembre.

Sostiene que no es por haber tomado un curso especializado. Más bien, quiere sacar provecho de la experiencia adquirida en los últimos meses.

Desde que la campaña presidencial estadounidense se plagó de eventos de odio, racismo y frases ofensivas, la mexicana salió a la calle, por iniciativa propia, a motivar el voto latino, particularmente el femenino.

La ex trabajadora social del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles comenzó en el hogar, llevando a su hija Sofía de 18 años a registrar su voto; después convenció a sus cinco hermanas, a su vecina, a ex compañeras del trabajo y hasta la cajera del comercio a la vuelta de la esquina de su hogar.

“Toda oportunidad que tengo, en la parada del autobús, en la tienda, en la gasolinera, en la estética; me acerco a las mujeres para decirles que el voto sí cuenta y es la llave de la puerta de la igualdad y equidad que tanto demandamos”, dice Victoria al EL UNIVERSAL

Tras meses de intenso trabajo, está convencida de que millones de mujeres latinas saldrán a votar el próximo martes y en conjunto cimbrarán las estructuras del país.

“Se viene un tsunami”, anticipa Victoria, quien ha terminado por crear en esta ciudad la plataforma “Mujeres al Poder”, la cual busca el empoderamiento de los derechos femeninos.

“En estas elecciones que vienen despertará el gigante, y ese gigante somos nosotros los latinos, quienes vamos a salir a votar de forma masiva; pero en especial las mujeres, quienes somos más pasionales en todo lo que hacemos, como madres, parejas e hijas.

“No podemos seguir dejando que nos pisoteen, como lo ha hecho Donald Trump, quien nos ha insultado de la manera más vil que pueda existir”.

Su pronóstico es compartido por organizaciones que trabajan a favor de los derechos de los latinos, como el Fondo de Acción de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Ángeles (CHIRLA, por sus siglas en inglés) y el Centro de Recursos Centroamericanos (Carecen).

En entrevista, Yaritza González, de Carecen, afirma que las latinas serán un factor decisivo en estas elecciones y advierte que el candidato, sea nacional, estatal o local, que no tomó en consideración las demandas de ellas, sufrirá las consecuencias.

Prevé que la participación del bloque femenino sea mayor al de otros comicios como consecuencia de la ola de insultos desatada por el candidato republicano Donald Trump.

Sostiene que la mujer latinoamericana es más cercana a la comunidad y sensible ante la injusticia, por lo que los centros especializados esperan que asistan a las urnas para contener los daños previstos por la eventual llegada del magnate a la Casa Blanca.

“Las latinas saben, como nunca, que tienen el poder de cambiar la historia y el futuro, por lo que prevemos que saldrán a dar una muestra del poder y peso que tienen en esta nación”, sostiene González.

De acuerdo con el último reporte de la Oficina del Censo de Estados Unidos, la población hispana asciende a 56 millones 600 mil habitantes, y ligeramente la balanza demográfica se inclina a favor de los hombres, por alrededor de 600 mil personas.

La edad media de los hispanos es de 29.3 años, por debajo de la media nacional, 37.6 años; y se concentran principalmente en California (15 millones), seguido por Texas (10.4 millones) y Florida (4.8 millones); este último considerado un estado decisivo para el desenlace de la contienda electoral.

Una encuesta publicada por The New York Times el domingo pasado colocó por delante al magnate neoyorquino, quien le estaría arrebatando la plaza a la ex secretaria de Estado.

Alexandra Morales, experta en temas de ciudadanía del Carecen, señala que la mujer latina se encuentra en el fondo del escalafón del índice de exclusión social y es víctima de doble discriminación: por ser mujer y latina.

Sostiene que la discriminación se registra en todos los ámbitos: en el hogar, la escuela, el trabajo y en servicios.

De acuerdo con la organización National Partnership for Women & Families, en promedio la mujer estadounidense gana 79 centavos por cada dólar que recibe un hombre blanco; pero en el caso de las hispanas la brecha aún es mayor, sólo 55 centavos por dólar. “A lo largo de la historia, los grandes cambios para la comunidad latina han resultado de la movilización y la participación conjunta, y eso es lo que estamos presenciando en estos momentos”, indica Morales.

“Las mujeres sabemos las consecuencias que tendría para nosotras si gana Trump, porque sería ir décadas atrás en el derecho a la mujer. Trump ha dicho tantas cosas contra nosotras que su victoria justificaría todos sus dichos, el impacto cultural sería enorme”.

Coincidieron en que, de triunfar la ex secretaria de Estado, esperarían que resuelva de manera definitiva la situación de las 11 millones de personas que viven en condición irregular.

Comentarios