Suscríbete

Desvíos en El Salvador ascendieron a 246 mdd

Fue el monto que extrajeron el ex presidente Antonio Saca y su grupo; este jueves se hará una primera audiencia a los detenidos

El ex presidente de El Salvador Elías Antonio Saca (izq.) y su ex secretario de Juventud, César Funes, al escuchar ayer las acusaciones en su contra (RODRIGO SURA. EFE)
Mundo 02/11/2016 01:53 José Meléndez / Corresponsal en Centroamérica Actualizada 01:53

El Salvador, con más de 800 mil personas subalimentadas y más de 1 millón 860 mil salvadoreños en la miseria, fue impactado ayer por una escandalosa revelación de la fiscalía general: el monto desviado de arcas estatales a cuentas bancarias privadas por el ahora detenido ex presidente salvadoreño Antonio Saca (2004-2009) y seis de sus allegados —también presos— asciende a 246 millones de dólares en cinco años.

Tras el arresto de Saca y otras seis personas, que fueron colaboradores en su gestión, el fiscal general de El Salvador, Douglas Meléndez, precisó que “en el inicio” de la indagatoria hay “un monto general de 246 millones de dólares” desviados a 14 cuentas particulares. Del total, unos 116 millones de dólares “fueron cobrados en efectivo” de cuentas estatales y remitidos a particulares de empleados de la presidencia y luego triangulados a otras privadas, explicó.

Saca y sus socios fueron detenidos el domingo anterior por peculado, asociaciones ilícitas y lavado de dinero. Ayer fueron acusados y la audiencia inicial se realizará el 3 de noviembre.

“Todo lo que se va en corrupción política impide el desarrollo social”, lamentó América Romualdo, de la (no estatal) Concertación Feminista Prudencia Ayala, de San Salvador. “Siempre nos dicen que nunca hay recursos para nada. Con 246 millones de dólares se habría podido hacer mucho”, para atacar el desempleo y auxiliar a 800 mil salvadoreñas sin ingresos, alegó, en entrevista con EL UNIVERSAL.

En un país en el que, en 2013, el 30% de las familias más ricas acaparó 53% de los ingresos y 70% de las familias más pobres se quedó con el 47% restante, según la (no estatal) Asociación Equipo Maíz, de San Salvador, la cifra de la fiscalía es gigantesca para una nación golpeada por pobreza, exclusión social y violencia callejera como gérmenes de migración ilegal forzada.

La Organización de Naciones para la Alimentación y la Agricultura aseguró que el número de personas subalimentadas subió de 700 mil en 2005 a 800 mil en 2016 y es superior al 12.4% de la población. Según Equipo Maíz, la pobreza azota al menos a 29% de la población.

“Hay una lacra política, 246 millones de dólares habrían ayudado mucho a atacar la inseguridad y a paliar la pobreza”, dijo a este diario Miguel Montenegro, director ejecutivo de la (no estatal) Comisión de Derechos Humanos de El Salvador. Con 6 mil 656 homicidios en 2015 —la tasa aumentó de 68.3 por cada 100 mil habitantes en 2014 a 115.8 el año pasado y es una de las más altas del mundo—, el país acumula 4 mil 568 asesinatos del 1 de enero al 30 de octubre de 2016, informó el Instituto de Medicina Legal de El Salvador a este periódico.

Saca es el tercer ex mandatario de este país en líos por corrupción. Francisco Flores (1999-2004) murió en enero pasado a espera de juicio por peculado, desobediencia y enriquecimiento ilícito. Mauricio Funes (2009-2014), indagado por peculado y enriquecimiento ilícito, entre otros, huyó y recibió asilo político en Nicaragua.

Comentarios