Suscríbete

“No hay mujer más preparada que Clinton“, afirma Obama

Participa por primera vez en un mitin de la aspirante presidencial demócrata, quien se compromete a construir sobre el legado del mandatario saliente

Mundo 06/07/2016 01:51 Víctor Sancho / Corresponsal Actualizada 18:09

Washington.— “Estoy aquí porque creo en Hillary Clinton”, fueron las palabras que dijo ayer el presidente estadounidense Barack Obama en su primer mitin electoral con la aspirante presidencial demócrata, en Charlotte, en el que ella se presentó como la continuadora natural de las políticas del mandatario saliente.

“El otro lado [republicano] no tiene nada que ofrecer,” remarcó Obama; en cambio, en su opinión, “nunca ha habido hombre o mujer más cualificado para la oficina [de presidente] que Hillary Rodham Clinton. Nunca”. Por ello, insistió ante la ovación de los presentes, se declaró listo para “pasar el testigo a Hillary”, por quien dijo que votará porque “confío en ella”.

El presidente fue la estrella del acto de ayer y, con su participación, confirmó que va a devolver el favor a Clinton: igual que ella le ayudó en su primera campaña presidencial, en 2008, ahora él, ya de salida de la Casa Blanca y en uno de sus mejores momentos de popularidad, hará lo propio con su ex secretaria de Estado.

Clinton se comprometió a construir sobre el legado de Obama, con el progreso como bandera, en temas como salud pública y reforma sanitaria, mayor seguridad, liderazgo mundial y mejora de la economía. Se comprometió particularmente con la creación de puestos de trabajo, algo que según dijo, será a lo primero a lo que dedicará sus primeros 100 días en la Casa Blanca.

Hillary también se ocupó a criticar a su rival en el bando republicano, Donald Trump, de quien dijo: “Está descalificado y temperamentalmente no encaja en lo que debería ser nuestro comandante en jefe. “Nuestro país merece más”. Y recordando la propuesta del magnate de construir un muro en la frontera con México, ella vociferó: “Necesitamos construir puentes, no muros”.

Haber elegido Carolina del Norte como la primera parada para presentar a Hillary y Obama juntos no parece baladí. Allí Obama aceptó la nominación a la presidencia de 2012, es un estado clave para ganar las presidenciales y, por si fuera poco, Trump, quien durante las primarias en ese estado acabó con el sueño presidencial de Jeb Bush, estaba también por ahí haciendo campaña.

Tras el mitin de ayer, se espera que la participación de Obama en campaña no decaiga y augura un periodo largo de implicación de la Casa Blanca en favor de la candidata demócrata; de hecho, el vicepresidente Joe Biden estará con Clinton el viernes en un mitin en Pennsylvania.

Comentarios